Debuta Pinar del Río con éxito frente a Guantánamo

En otro duelo de la primera jornada, Camagüey le ganó 62-25 a Sancti Spíritus en la capitalina sala Kid Chocolate

Autor:

Raiko Martín

La clase del welter espirituano Yudel Jonhson fue el único escollo que encontró «la escoba» agramontina. Foto: Daniel Anaya

Con el empuje de sus hombres más corpulentos Pinar del Río despejó la senda del triunfo, Camagüey no dio tregua en su estreno, y Ciudad de La Habana cumplió los pronósticos, para así convertirse en los tres elencos vencedores durante el tranquilo arranque de la fase final del Campeonato Nacional de Boxeo por equipos, que tiene por sede a la capitalina Sala Kid Chocolate.

Lo sucedido durante la cartelera matutina parecía indicar que la paridad esperada en el duelo entre pinareños y guantanameros, quedaría rota gracias a la faena de los hombres de Guaso, quienes pusieron a punto de mate a los vueltabajeros al concluir el octavo combate.

Pero en ese momento, los más orientales de la Isla no pudieron dar la estocada final. Primero fracasó el semicompleto Georky Barrientos ante el más experimentado Isael Secades, y luego el joven Erislandy Savón se batió con ganas ante el crucero Yuniesky González pero se quedó muy cerca del triunfo.

Con las acciones igualadas se produjo la esperada reaparición del supercompleto pinareño Michel López, bronce Olímpico de la categoría, quien forzó el abandono de Luis Pons y sentenció un importante éxito vueltabajero por seis triunfos contra cinco (50-37 en el acumulado de puntos).

A segunda hora, los campeones defensores camagüeyanos coquetearon con la barrida al «encerrar» en sus tinajones a diez hombres de la tropa espirituana, e imponerse 62-25.

Seis éxitos sucesivos hilvanaron los agramontinos —el último gracias a la descalificación del ligero welter yayabero Richard Poll por un golpe bajo—, pero vieron cortada la racha por los puños del welter Yudel Jonhson, favorecido por todos los jueces en su combate frente al poco conocido Yury Michel.

Para cerrar la velada, los anfitriones se apoyaron en sus consagrados y doblegaron siete victorias por cuatro (53-34) a la tropa santiaguera en un duelo sin imprevistos, más allá de la herida del ligero welter capitalino Michel Sarría, que malogró un interesante pleito frente al indómito Yordenis Ugás, estratégicamente ubicado en una división superior a la acostumbrada.

Para hoy está pactada la segunda jornada, y a primera hora habrá tope de invictos entre Camagüey y Pinar del Río. En la tarde, santiagueros y guantanameros buscarán su primer éxito en esta final, y en la noche los dueños de casa intentarán pasarle la escoba a Sancti Spíritus para consolidar sus aspiraciones ganadoras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.