Ciego de Ávila derrotó a Santiago de Cuba en Serie Nacional de Béisbol - Deporte

Ciego de Ávila derrotó a Santiago de Cuba en Serie Nacional de Béisbol

El lanzador debutante avileño ganó su juego, 9 carreras por 1. Yosvany Peraza pegó su jonrón 17. La Habana en la cima del torneo

Autor:

Raúl Arce

Más rutilante que el jonrón 17 de Yosvany Peraza, así resultó el trabajo de Yander Guevara Morales, un lanzador debutante de Ciego de Ávila que dejó estupefacto a todo Santiago de Cuba: ganó su juego, nueve carreras por una.

Al derecho, identificado por el número 26 en su camisa, lo recibieron con un disparo de Héctor Olivera a las gradas; pero a partir de entonces adormeció a sus rivales y a la bulliciosa afición del estadio Moncada. Fue el tercer revés consecutivo de las avispas.

A río revuelto, ganancia de los vaqueros, que no rima, pero es verdad. Porque La Habana venció 8-1 a Matanzas, Yulieski González ingresó al club de los nueve juegos ganados, y las tres impulsadas de Linares colocan al equipo de Lombillo como el mejor del torneo: 39 y 13.

En Sancti Spíritus, el Gordo de Pinar del Río se situó en la cima de los jonroneros, y sus compañeros triunfaron por nocao. Yosvany Torres estuvo de perlas en la lomita, y Donald Duarte, «tapando» a Peraza, agregó tres hits a los seis que pegó en la serie contra Cienfuegos.

Orelvis Ávila, con una ayudita de Luis Ángel Gómez, trabajó la lechada de Holguín sobre el potente Las Tunas.

Lo de Cienfuegos fue insólito: tres bambinazos —cinco impulsadas de Ibáñez— y perdieron su juego ante La Isla. Noelvis Entenza vio extender su trágico sino, derrotado por una carrera limpia en 4,2 innings.

El honor de Metros

Irait Chirino pegó el hit que dejó al campo a Industriales. Foto: Alex Castro

Irait Chirino pegó un hit decisivo y Metropolitanos dejó al campo a Industriales, 6-5. Con su tercer triunfo en cuatro pleitos contra los azules, el vilipendiado equipo rojo hace gala de vergüenza.

Misael Siverio, un novato zurdo de Villa Clara, amarró a Guantánamo, aunque después desfilaron cinco relevistas. Pestano envió a tres camaradas hacia la goma.

Ramón Tamayo y Alfredo Despaigne produjeron tres anotaciones per cápita, durante el alarde ofensivo de Granma, que invadió a Camagüey.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.