Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta esta semana

El evento se realizará del 7 al 9 de este mes en la ciudad española de Valencia. Cuba inscribió a 12 atletas y ha logrado 13 títulos en mundiales anteriores

Autor:

Juventud Rebelde

El XII Campeonato Mundial de Atletismo en pista cubierta será acogido en breve —del 7 al 9 de este mes— por la ciudad española de Valencia, y el primer récord se produjo antes de arrancar la competencia: la presencia de 159 países. No obstante, la matrícula de 652 atletas está por debajo de los 712 que concursaron en París 1997 y los 677 que estuvieron hace cuatro años en Budapest.

Cuba inscribió a 12 atletas en pos de superar la cosecha del certamen precedente (Moscú 2006), cuando seis criollos llegaron a finales y los mejores desempeños fueron la medalla de plata de Dayron Robles en los 60 metros con vallas, así como el bronce del triplista Yoelbi Quesada.

Comoquiera que en este tipo de contienda puntean los seis primeros en cada modalidad, detallemos que en la cita moscovita también aportaron a la causa de la Mayor de las Antillas la cuarta plaza de Víctor Moya, en salto de altura; los quintos lugares de la balista Yumileidi Cumbá y de Yargelis Savigne, en triple; y el sexto de la propia Savigne, pero en longitud.

En los mundiales anteriores, Cuba acumula 13 títulos, diez preseas de plata y ocho de bronce. Sin embargo, la historia más reciente no ha sido tan feliz, pues la última medalla de oro data de siete años atrás, en Lisboa, Portugal, cuando el saltador de longitud Iván Pedroso brincó 8,43 metros y se llevó su cuarto cetro consecutivo.

La última medalla de oro del atletismo cubano en campeonatos mundiales bajo techo se remonta a siete años atrás, en Lisboa, cuando el saltador de longitud Iván Pedroso se llevó su cuarto cetro consecutivo A partir de entonces, el vallista Anier García y el triplista Yoelbi Quesada quedaron en los puestos dos y tres, respectivamente, en Birmingham 2003. Luego, la balista Yumileidi Cumbá, y el propio Yoelbi, terminaron en idénticas plazas al año siguiente en Budapest.

Antes del declive de los últimos tiempos, la posición de Cuba osciló entre cuarto y el noveno lugar por países, en una etapa que abarcó las siete contiendas dirimidas desde 1989 hasta 2001.

La mejor nota conseguida por Cuba en estos certámenes fue rubricada por Javier Sotomayor, con su plusmarca de 2,43 metros en salto de altura, establecida en la capital húngara en 1989. Este récord mundial ha permanecido imbatible desde entonces y muchos consideran que mantendrá su vigencia durante varios años más.

Otro cubano, Aliecer Urrutia, tiene en su poder el récord mundial bajo techo de triple salto, con 17,83 metros, primacía conseguida el 1ro. de marzo de 1997 en la ciudad alemana de Sindelfingen.

¿Despegue en Valencia?

De los 12 cubanos inscriptos para la lid de Valencia, solo tres han demostrado nivel como para llegar alto en el podio. Ellos son Dayron Robles, Yargelis Savigne y David Giralt.

Dayron llegará a la competencia con el mejor tiempo del año en los 60 metros con vallas (7:33 segundos), pero la presencia del chino Liu Xiang, monarca olímpico y mundial al aire libre, convertirá la prueba en una de las grandes atracciones del evento.

«Si él (Xiang) compite habrá más rivalidad y eso es bueno para mí. Yo entreno para convertirme en el mejor atleta del mundo», puntualizó el joven guantanamero de 21 años.

Yargelis, también oriunda de Guantánamo, posee un triple salto de 14,77 metros que la ubica en el quinto puesto del listado universal. A la cabeza va la eslovena Marija Sestak, con 15,07. No obstante, nuestra morena de 23 años es una atleta que se crece en el fragor de la lucha, aunque últimamente ha debido imponerse a una incipiente lesión.

Por su parte, Giralt pudiera beneficiarse con la ausencia de luminarias como el sueco Christian Olsson y el brasileño Jadel Gregorio, aunque sí competirá en Valencia el portugués Nelson Evora, líder del ranking de la temporada con 17,33 metros. El cubano consiguió un 17,39 en 2007, pero este año ha estado por arriba en pruebas de control al aire libre.

En la comitiva antillana hay otros que tienen aval para estar en finales, atendiendo a sus resultados más recientes. Me refiero a los vallistas Anay Tejeda y Yoel Hernández, el «canguro» Víctor Moya en la altura, Wilfredo Martínez en longitud, y el triplista Osniel Tosca.

La otra cara de la moneda son los velocistas Henry Vizcaíno y Virgen Benavides, así como las balistas Misleydis González y Yumileidi Cumbá, quienes no deben aprobar el examen.

Rusia vs. Estados Unidos

Rusia (8-5-5) y Estados Unidos (7-4-2) dominaron fácilmente el certamen anterior, y esta vez todo parece indicar que seguirá la porfía entre ellos.

Sobresalen en la favorita armada rusa sus dos recordistas mundiales, la pertiguista Yelena Isinbayeva (4,95 metros) y la mediofondista Yelena Soboleva (3:58.05 minutos en 1 500 metros).

Los rusos inscribieron a otros cuatro medallistas en Juegos Olímpicos, una docena de laureados en mundiales y otros tantos en campeonatos de Europa.

Mientras, Estados Unidos tendrá a 51 defensores en Valencia, entre ellos Reese Hoffa y Brad Walker, vigentes titulares en bala y pértiga, respectivamente.

Otros a tener en cuenta son el veterano Allen Johnson, tres veces monarca universal en los 60 metros con vallas bajo techo, así como el balista Christian Cantwell, campeón en Budapest 2004, y el decatlonista Bryan Clay, rey al aire libre en Osaka el pasado año.

Además, Ángela Williams, doble subcampeona mundial bajo techo, es la principal carta en los 60 metros lisos, en tanto Lolo Jones se insinúa como la esperanza en los 60 con vallas, pues va segunda en la temporada con 7:77 segundos. Sin embargo, en esta última prueba la súper favorita es la plusmarquista universal sueca Susanna Kallur.

Suecia también matriculó al saltador de altura Stefan Holm, monarca olímpico y tres veces campeón del orbe en pista cubierta. El europeo exhibe este año un registro de 2,37 metros, un centímetro menos que el ruso Yaroslav Rybakov. En esta modalidad, el cubano Víctor Moya tiene un brinco de 2,30.

En fin, se acerca un evento de altísimo nivel, aunque para la inmensa mayoría de los atletas solo representa una oportunidad ideal de medir fuerzas en el camino hacia los Juegos Olímpicos de agosto próximo en Beijing.

El velódromo Luis Puig de Valencia será una excelente sede para la competencia.

La última medalla de oro del atletismo cubano en campeonatos mundiales bajo techo se remonta a siete años atrás, en Lisboa, cuando el saltador de longitud Iván Pedroso se llevó su cuarto cetro consecutivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.