Puerto Rico no olvida la derrota frente a Cuba en los Panamericanos de Indianápolis - Deporte

Puerto Rico no olvida la derrota frente a Cuba en los Panamericanos de Indianápolis

Efraín García, primera base boricua en aquel entonces y director de la novena que participará en el torneo José Antonio Huelga, conversa con JR

Autor:

Raúl Arce

El manager boricua confía en las capacidades de su equipo. Foto: Juan Moreno Efraín García, entonces defensor de la primera base de Puerto Rico, no logra borrar de su memoria aquella derrota de su equipo ante Cuba, en los Juegos Panamericanos de Indianápolis (EE.UU.), en 1987.

Ahora, como director de la novena boricua, se pasea una vez más entre nosotros —compitió aquí en el Mundial de 1984 y en los Panamericanos de 1991— y nos trae un mensaje optimista del béisbol en Borinquen.

Efraín estuvo ligado por 20 años a los terrenos, y durante 15 militó en la selección nacional. Piloto desde el año pasado, dice contar ahora con un elenco rápido y de buena defensiva, donde solo falta Federico Báez, un hombre de la Copa Mundial que partió el domingo para cumplir un contrato en la Liga Mexicana.

«Nuestro staff de 11 lanzadores es muy bueno, seis son derechos y cinco zurdos, varios de ellos con experiencia en el béisbol norteamericano de categoría triple A. De los 25 atletas, algunos habían causado baja en sucursales de las Grandes Ligas, y otros han tenido contratos en México; solo José León y César Crespo, jardineros, actuaron en las Mayores.»

Los puertorriqueños se han preparado desde marzo, y en sus filas aparecen cinco aficionados. Tienen el afán de volver a los primeros planos del orbe, y para ello competirán en el premundial de Venezuela, dentro de algunos meses; entonces contarán con algunos talentos que andan por Norteamérica.

«La Federación de Puerto Rico está bien atendida, mejor que el deporte profesional, que canceló por primera vez su temporada en 2007, y podría repetir este año ese mal rato.»

Alrededor de 650 000 espectadores acudieron al más reciente campeonato amateur, durante casi siete meses, con partidos de fin de semana, 45 equipos en la etapa de despegue —repartidos en ocho regiones— y alrededor de 50 choques para el conjunto que llegue a la final. El último monarca fue Utuado, un conjunto del centro de la isla, en las montañas.

En la memoria

«Jugar con Cuba era el día más esperado, nos subía la adrenalina de pensar que enfrentaríamos a los mejores del mundo», rememora Efraín.

«Lo más interesante en mi vida de atleta fueron los partidos con Cuba, en Indianápolis ’87. Uno lo perdimos 1-0, por el jonrón de ese hombre que tanto admiro y que se llama Antonio Pacheco; el otro lo ganábamos 5-3 en el octavo, con dos outs, y a Eddie Ahorrio se le cayó una pelota en los jardines, en el prólogo del desastre».

Con sus vigorosos 44 años, Efraín no olvida —y tampoco lo olvida Puerto Rico— aquella dolorosa derrota, hace casi 21 almanaques.

Hoy, inauguración

Esta noche, a las ocho, desfilarán en el Latinoamericano los cuatro equipos concursantes, y a continuación se enfrentarán el Cuba Azul y el Cuba Rojo; a las dos de la tarde, en el Nelson Fernández, lo habrán hecho Venezuela y Puerto Rico.

El torneo está diseñado a tres vueltas, con un descanso intercalado el 11 de junio. El día 15 se medirán los dos primeros clasificados, por las medallas de oro, y los restantes, por el bronce.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.