Concluyeron los Juegos Deportivos Nacionales Escolares y la V Olimpiada Juvenil

La edición 44 ha finalizado. Los deportistas compartieron por toda la Isla el escenario competitivo con sus similares de 10 países. Hubo 10 519 participantes, de ellos 7 173 atletas

Autor:

José Luis López

Con un atractivo acto de premiación, en el cual pulularon éxitos y tentativas aún por pulir para próximas ediciones, concluyó la edición 44 de los Juegos Deportivos Nacionales Escolares y la V Olimpiada Juvenil del Deporte.

Durante 13 días, la nueva generación de atletas cubanos, inminente relevo de los actuales deportistas de alto rendimiento, compartió por toda la Isla el escenario competitivo con sus similares de 10 países. Hubo 10 519 participantes, de ellos 7 173 atletas.

El tirador con arco matancero Yuniel Flores, dueño de siete títulos y una medalla de plata, fue seleccionado el deportista juvenil más destacado. Foto: José Luis Anaya Entre los escolares, el más destacado fue el nadador capitalino Alex Hernández Medina, quien sacó de la piscina ocho medallas de oro, mientras el tirador con arco matancero Yuniel Flores Aguiar, dueño de siete títulos y una presea de plata, se llevó las palmas entre los juveniles.

Otros con rúbricas que frisaron los límites de la excelencia entre los escolares, fueron la tiradora con arco Grisel Torres, con seis medallas de oro, dos de plata y seis récords nacionales, así como Manrique Larduet, con igual cosecha dorada en gimnasia artística.

Entre los juveniles, también deleitaron con su accionar José Mendieta, dueño de cinco títulos en atletismo, y el karateca Adianis Maceo, poseedor de tres pergaminos dorados y una presea de bronce.

«Este certamen ha sido el escalón evaluativo del más joven relevo, digno abanderado de la Olimpiada 2016. Ahora se rompieron 30 récords para estos eventos y se pudo constatar el papel dirigente del profesor y el accionar independiente del atleta, que en el deporte cubano no es objeto, sino sujeto», aseveró Ramón Ají, jefe del Departamento de Deporte Escolar del Inder.

En ambos torneos, Ciudad de La Habana fue la provincia más destacada, seguida por Villa Clara y Santiago de Cuba, territorios de tradicional potencia en el ámbito nacional en la esfera del músculo.

«Esta competencia ha demostrado el carácter cíclico y de preparación del deporte cubano, de sus atletas y de los maestros y profesores de Educación Física. Hoy no ha sido una fecha de clausura, sino una jornada de continuidad de los éxitos del movimiento deportivo cubano», acotó René Pérez, director de Alto Rendimiento del organismo.

Y no hay margen a dudas en su alegato. Estos jóvenes talentosos constituyen la cantera de la cual se nutrirán las selecciones nacionales para encarar los disímiles y exigentes compromisos deportivos que se avecinan. Entonces, sin temor a equivocarnos, podemos patentizar la fortaleza de la pirámide de la esfera del músculo en nuestra Patria. ¡Felicidades, campeones!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.