Con tinta china

Autor:

Juventud Rebelde

Brad Pitt, el australiano. Foto: Getty Images BEIJING.— Según varias fuentes, entre los últimos que han llegado a la Villa Olímpica está Brad Pitt. Pero no se trata del actor estadounidense, muy popular en Cuba por tantos filmes suyos que se han puesto en la televisión, sino de un boxeador australiano de los pesos pesados.

Pitt ya está acostumbrado a las bromas por su nombre. Para colmo, su famoso tocayo ha rodado una película de boxeo, en la cual se narra la vida del púgil «Irish» Micky Ward, quien llegó a ser campeón mundial profesional de peso ligero.

Sin embargo, el joven australiano quiere conseguir una medalla en esta ciudad y trascender por méritos propios. De lograrlo, acabaría con la sequía de la isla-continente en el boxeo olímpico, que ya dura 20 años.

La última vez que un púgil australiano subió al podio fue en 1988, cuando Graham Cheney terminó segundo en los Juegos de Seúl.

De acuerdo con datos publicados por la prensa local, Beijing aloja actualmente a más de 55 000 alumnos extranjeros en 75 universidades y 85 escuelas de educación media o primaria.

Xian Lianping, portavoz de la Comisión Municipal de Educación en esta ciudad, atribuye el éxito del intercambio a los 161 convenios firmados con diferentes países. «Entre las pautas de la colaboración se incluye el financiamiento de becas, lo cual es un incentivo para que los estudiantes quieran venir», explicó.

Un grupo de esos muchachos trabajará voluntariamente en la traducción de sus respectivos idiomas durante los Juegos Olímpicos.

Proverbio

«Si te caes siete veces, levántate ocho».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.