Con los puños cerrados

Autor:

Raiko Martín

BEIJING.— Cuando usted lea estas líneas, el peso mosca pinareño Andri Laffita ya habrá debutado y no quedarán cubanos por ascender al cuadrilátero ubicado en el Gimnasio de los Trabajadores de esta ciudad, sede del boxeo olímpico.

El subcampeón universal de su categoría en 2005 se estrenaba frente al británico Khalid Yafai y tenía la oportunidad de extender a 13 los triunfos cubanos. El número 12 lo consiguió el pluma Idel Torrientes tras un trepidante duelo frente al mongol Elkhzorig Zorigtbaatar, definido en los últimos segundos.

Aunque el rival carecía de un palmarés reconocido, el pleito se le complicó al capitalino, quien estuvo siempre debajo en el marcador. Por suerte, el físico le respondió y pudo imponerse con marcador de 10-9.

«Me siento muy bien preparado, tanto física como mentalmente para llegar muy lejos aquí. Hoy peleé contra el rival, el público y los jueces», dijo Idel a la prensa, preocupado por el estrecho veredicto.

Poco antes había tenido un exitoso comienzo el gallo Yankiel León, quien no afrontó dificultades para doblegar al kazajo Kanat Abutalipov por 10-3. En la velada vespertina, el ligero santiaguero Yordenis Ugás venció por 10-2 al italiano Doménico Valentino, segundo en el Campeonato Mundial celebrado el pasado año en Chicago.

El italiano no es el único medallista mundial que hasta el momento se ha despedido del torneo olímpico, marcado por algunas sorpresas. La misma suerte corrieron ya el estadounidense Raushee Warren (51 kg), los rusos Serguey Vodopianov (54 kg), Albert Selimov (57 kg) e Izlam Timurziev (+91 kg), así como el uzbeco Abbos Atoev (81 kg), todos ganadores en la pasada cita universal.

Lo más sorprendente hasta el momento ha sido el descalabro del elenco ruso, único que arribó con su nómina completa y ya apenas conserva opciones en cinco categorías.

Después de estos inesperados desenlaces, la escuadra cubana es ahora la más representada en la justa, pues hasta hoy conservaba a nueve de sus miembros en competencia.

Además de Laffita, el buen paso estará defendido en la jornada sabatina por el minimosca Yampier Hernández y el mediano Emilio Correa, ambos en sus segundas presentaciones y con rivales ucranianos.

El capitalino Yampier tendrá en la esquina opuestas a Georgyi Chygayev, en tanto su coterráneo Correa buscará una revancha ante Sergiy Darevyachenko, quien lo venció por 20-13 hace pocos meses en la Copa Hermanos Klischko.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.