¡Olímpicos!

El jamaicano Usain Bolt ganó con récord del mundo (9:69 segundos) el esperado duelo de los cien metros planos

Autor:

Juventud Rebelde

El bólido jamaicano Usain Bolt pulverizó el récord mundial del hectómetro (9:69 segundos). Foto: Roberto Suárez, enviado especial BEIJING.— Un ambiente de fiesta reinó este sábado en el majestuoso Nido de Pájaro, donde se viven las emociones del atletismo olímpico. Así, el público no paró de divertirse en las cuatro horas que mediaron desde la presentación de las muchachas del heptatlón, hasta que el jamaicano Usain Bolt ganó con récord del mundo (9:69 segundos) el esperado duelo de los cien metros planos.

El calor era lo único que podía empañar un poco la velada, pero el tiempo le hizo un buen regalo al rey de los deportes. Curiosamente, no había estrellas en el cielo, acaso porque todas estaban sobre la pista y el campo.

El que más brilló fue Bolt, quien rompió los cronómetros a pesar de ponerse a celebrar antes de terminar el trayecto. Si no hubo trampas —ya estoy curado de espanto—, este hombre es realmente de otra galaxia. El trinitario Richard Thompson (9:89) y el estadounidense Walter Dix (9:91) solo le vieron la espalda.

Mientras, Asafa Powell llegó en quinto lugar (9:95) y Tyson Gay (10:05) ni siquiera se coló en la final. Así se resolvió el primer gran duelo de los Juegos Olímpicos. El otro será entre Dayron Robles y Liu Xiang en los 110 metros con vallas. De eso hablaba todo el mundo al salir del estadio.

Misleydis se embala

La mejor actuación cubana en la jornada fue el cuarto lugar de la balista Misleydis González, quien alcanzó su tope personal (19,50 metros). La granmense incluso acarició la medalla de bronce, pero la bielorrusa Nadzeya Ostapchuk (19,86) se la arrebató con el penúltimo disparo.

Aquí la neozelandesa Valerie Vili (20,56) no tuvo rivales, aunque otra bielorrusa, Natallia Mikhnevich, también superó los 20 metros (20,28).

La otra cubana presente en la final, Mailin Vargas, finalizó en el décimo puesto con 18,28 metros. Por la mañana, la campeona olímpica de Atenas 2004, Yumileidi Cumbá, había quedado fuera con un discreto registro de 17,60 metros.

En el salto largo, Ibrahim Camejo peleará por el cetro tras alcanzar el segundo mejor registro de las preliminares: 8,23 metros. También avanzó Wilfredo Martínez (8,07), por encima del campeón mundial panameño Irving Saladino (8,01).

Por su parte, la heptatlonista Gretchen Quintana terminó en el escaño 28 con 5 830 puntos. No obstante, su mayor mérito es haber completado la exigente prueba, haciendo un esfuerzo enorme.

Mientras, Zulia Calatayud hizo su mejor marca del año en los 800 metros (1:58.78), pero no le alcanzó para entrar en la final. La capitalina quedó cuarta en la segunda serie de semifinales, donde paseó la distancia la fenomenal keniana Pamela Jelimo (1:57.31).

Lo mismo le sucedió a Virgen Benavides, quien cronometró 11:40 segundos en los 100 metros planos y estuvo mejor que nunca en esta temporada. Con ello quedó en semifinales, más no se le puede pedir.

También llegó a semis Indira Terrero en los 400 metros planos (51:56 segundos), en tanto los jovencitos Jorge Fernández (disco) y Yarisley Silva (pértiga) resultaron eliminados.

En general, la jornada sabatina fue pletórica para América. Junto a la hazaña de Bolt, el marchista ecuatoriano Jefferson Pérez alcanzó la medalla de plata en la marcha de 20 kilómetros.

Fuera del Nido, el nadador brasileño César Cielo se impuso en los 50 metros libres con tiempo de 21:30 segundos, nuevo récord olímpico. Además, el equipo cubano de béisbol clasificó para semifinales y también avanzaron hacia la discusión de las medallas las selecciones de fútbol de Brasil y Argentina.

En fin, que los Juegos viven su esplendor. Aún nos queda una semana de emociones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.