Con tinta China

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING.— Literalmente, las medallas olímpicas se están defendiendo aquí «con uñas y dientes». Imagínense que un boxeador de Tajikistán fue descalificado por morder a su rival en un hombro durante los cuartos de final.

El agresor fue el peso semipesado Dzhakhon Kurbanov y la víctima el kasajo Yerkebulan Shynaliyev. La pelea entre ambos fue suspendida cuando faltaban 17 segundos para terminar el tercer round, pues el primero le dio una mordida a su contrincante durante un clinch.

Shynaliyev, quien estaba delante 12-6, le mostró furioso al árbitro la sangre que comenzó a brotar de la herida. Malas pulgas las de Kurbanov, que ya había recibido anteriormente varias advertencias por empujar y agarrar.

Quién diría que este boxeador había eliminado en su debut olímpico al campeón mundial Abbos Atoev, de Uzbekistán.

Y la agencia de noticias AP descubrió algo que nadie había notado: irónicamente, entre los espectadores estuvo Evander Holyfield, a quien una vez Mike Tyson le mordió una oreja en 1997. ¿Se acuerdan de aquello?

Proverbio

«El hombre que no sabe sonreír, no debe abrir una tienda».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.