Al podio le faltó color

Autor:

Raiko Martín

Por primera vez en 16 años, la voleibolistas cubanas se quedaron sin medallasBEIJING.— Dice el refrán que segundas partes nunca son buenas, y quedó demostrado en el torneo olímpico de voleibol femenino, disputado en el Gimnasio Capital de esta ciudad. Aquí las cubanas quedaron fuera del podio por primera vez en 16 años.

Entre nuestras Morenas y las medallas de bronce se interpuso el elenco anfitrión, que apoyado por una entusiasta afición supo aprovechar los errores cometidos por las discípulas de Antonio «Ñico» Perdomo a lo largo de todo el partido. Desafortunadamente, el golpe psicológico sufrido con el tropiezo frente a las estadounidenses en la fase semifinal, nunca fue superado.

Una ventaja de cuatro en el primer parcial alentó el entusiasmo, pero no fue suficiente para el primer paso. Luego, la reacción en el segundo set alimentó la esperanza, pero el resto del partido fue siempre «cuesta arriba» para las cubanas, quienes no encontraron las armas para cortar el ímpetu de las anfitrionas.

Se perdió el partido, y el escaño del podio. Entrar en medallas era difícil por el nivel de las contrarias, pero alcanzable para un equipo con estirpe ganadora.

«Un cuarto lugar no es nada despreciable», opinó Perdomo y recordó que este equipo fue creciendo durante el presente ciclo olímpico, en el cual comenzó cediendo en los Juegos Centroamericanos de Cartagena de Indias 2006 y cerró con un segundo puesto en el Grand Prix previo a la Olimpiadas.

Todo eso es tan cierto, como que es necesario descifrar qué pasó con el equipo que inició el torneo a tope, con triunfos sobre selecciones de alcurnia como Estados Unidos y China. Pero, al contrario de sus rivales, se diluyó luego en un juego errático y desconcertado.

Después de esta actuación es imprescindible corregir el tiro. Median cuatro años para ver a Rosir asumiendo el liderazgo ofensivo del equipo, a Rachel madurar para convertirse en una central de respeto, y para apreciar el protagonismo de las más jóvenes cuando sea necesario llenar el vacío que inevitablemente dejarán Yumilka y Zoila en este equipo.

El reto es enorme. En esos cuatro años tendrán que ser capaces de mantenerse en el grupo de élite del voleibol mundial, que después de este sábado lideran las brasileñas tras su aplastante demostración en la Olimpiada.

Solo así el color moreno volverá a adornar el podio olímpico.

Resultados del sábado

China venció a Cuba 3-1 (25-16, 21-25, 25-13 y 25-20) y quedó en bronce. Brasil superó a Estados Unidos 3-1 (25-15, 18-25, 25-13 y 25-21) y se llevó el título.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.