Dottie Collins: una mujer que jugaba al duro

La estrella del montículo en los años 40 del pasado siglo, murió hace unas semanas en Fort Wayne, Indiana, Estados Unidos a los 84 años

Autor:

Raúl Arce

Dottie Collins, cuando las mujeres jugaban al duro. Ahora que el ex pelotero capitalino Lázaro de la Torre pugna por desarrollar el béisbol femenino, nos llegan noticias de que Dottie Collins, estrella del montículo en los años 40 del pasado siglo, murió hace unas semanas en Fort Wayne, Indiana, Estados Unidos. Tenía 84 años.

Dottie lanzó durante seis temporadas en la Liga Profesional Americana de Béisbol Femenino, creada en 1943 para ampliar las opciones de recreación, cuando muchos jugadores de las Grandes Ligas habían sido enviados al frente, durante la II Guerra Mundial.

La muchacha —reseña el periódico The New York Times— soltaba la pelota por debajo del brazo, por el lado y por encima, con envíos en curva, rápidos o en cambios de velocidad, y durante el verano de 1948 estuvo en los diamantes hasta su cuarto mes de embarazo.

Ganó más de 20 desafíos durante sus cuatro primeras campañas. Acumuló 17 lechadas, y con 293 ponches (enfundada en la chamarreta del Fort Wayne Daisies) lideró el departamento en 1945. Terminó su carrera con foja de 117-76 y efectividad de 1,83 carreras limpias.

Entrevistada varias décadas después de su retiro, negó sentirse demasiado impresionada por el béisbol de las Grandes Ligas. «Yo lancé un doble juego, trabajando por debajo del brazo, y gané los dos partidos», afirmó en el libro When Women Played Hardball (Cuando las mujeres jugaban al duro).

«Y creo que hubiera lanzado también un doble programa por encima del brazo, no habría sido un reto demasiado difícil», añadió.

¿Ha visto usted semejante cosa por estos días?, le preguntaron. «En la actualidad los hombres no pueden hacer eso, pero ¡diablos!, a veces los hombres no pueden hacer nada», concluyó.

El béisbol femenino profesional estadounidense desapareció en 1954.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.