Cinco cubanos a finales - Deporte

Cinco cubanos a finales

Autor:

Raiko Martín

Hoy buscarán sus títulos el mosca Yuniel Robles, el ligero welter Frank Isla, el mediano Rey Eduardo Recio, el semicompleto José Larduet y el crucero Erislandy Savón

Guadalajara, México.— Cinco triunfos de seis posibles fue el saldo de la escuadra cubana en la larga velada semifinal del Campeonato Mundial juvenil de boxeo, con asiento en esta ciudad. Así, hoy buscarán sus títulos el mosca Yuniel Robles, el ligero welter Frank Isla, el mediano Rey Eduardo Recio, el semicompleto José Larduet y el crucero Erislandy Savón.

Muy cerca de la gloria se colocó el holguinero Robles, aunque para ello tuvo que reponerse de una penalización del árbitro, igualar las acciones en el último asalto, y definir a su favor el pleito 13-12 frente al complicado uzbeco Bunyodbek Mashrapov.

Una vez más, la actuación de Frank Isla resultó soberbia, y el 9-4 que le recetó al también uzbeco Uktamjon Rahmonov fue la más reciente prueba de que sabe conectar con acierto y moverse con soltura sobre el cuadrilátero.

Por su parte, lo de Recio tuvo el doble sabor de alegría y desquite. El «linaje» del ruso Dimitry Bivol, doble campeón mundial de la categoría Cadete, capitán de su equipo, e invicto durante los últimos tres años, no le alcanzó para evitar la revancha del cubano, quien se sacó la espinita de la derrota sufrida en febrero frente al mismo rival.

Fue un triunfo de 10-2 que hizo mella numérica y psicológica en las filas «enemigas». Después de esto, salieron dos «tanques» cubanos.

El semipesado santiaguero José Larduet es quizá el púgil que menos ha peleado en el torneo, pues a sus tres triunfos previos por la vía rápida, unió ahora una victoria por la no presentación del italiano Rosciglione.

Un poco más tuvo que sudar el crucero Erislandy Savón, pues el polaco Marcin Siwy se recuperó del fuerte castigo recibido en el asalto inicial y aguantó los tres restantes antes de caer por 18-7.

Al cierre se escapó la posibilidad de sellar una actuación perfecta, a pesar del esfuerzo del superpesado Omar Ibáñez. Quizá la inexperiencia, y sobre todo el menor peso corporal, fueron los principales obstáculos del santiaguero en su duelo contra el polaco Erick Brechlin. Aunque el resultado adverso de 13-3 no le complace, regresa a casa con una meritoria medalla de bronce.

Tras estos resultados, la lucha por el liderazgo colectivo se hizo aun más tensa. Ahora los rusos suman 29 unidades, pero solo tienen cuatro finalistas para resistir el asedio de los cubanos (28).

Para cumplir la misión de desbancar a los rusos, Robles buscará su quinto triunfo frente al boricua Jonathan González, e igual propósito tendrá Isla en su combate con el irlandés Jaime Kavannagh.

La responsabilidad del éxito también depende de una victoria del mediano Recio frente al alemán Enrico Koelling. Y del remate podrían encargarse el semicompleto Larduet y el crucero Savón, quienes tendrán en la esquina opuesta al ruso Marten Magomed y al kazajo Iván Dychko. Final de película. Claro, si es sábado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.