Prosiguen esfuerzos para reincorporar al béisbol en el calendario olímpico

Autor:

Raúl Arce

El Comité de Programas del Comité Olímpico Internacional escuchó los argumentos de la Federación Internacional de Béisbol a favor de la reinserción de este deporte en los Juegos de 2016

A priori le asignaría un mérito al Comité de Programas del Comité Olímpico Internacional, y es el concerniente a su respeto por el tiempo —propio o ajeno—: solo una hora le concedieron a la Federación Internacional de Béisbol, para que expusiera sus argumentos a favor de la reinserción de las bolas y los strikes en los Juegos de 2016.

Fue en Lausana, Suiza, aunque la votación del programa tendrá lugar en Copenhague, Dinamarca, en octubre de 2009. IBAF fue la primera de siete entidades en presentar sus descargos —también buscan un cupo, de dos posibles, el softbol, golf, kárate-do, deportes en patines, rugby y pelota vasca—, de ocho a nueve de la mañana.

Esas siete disciplinas fueron descartadas del calendario de Londres 2012, hace tres años, al cabo de una votación de cien miembros del COI.

Cada aspirante acudió ahora con seis representantes; «los peloteros» estuvieron liderados por el estadounidense Harvey Schiller, presidente de la Federación. Le acompañaron Paul Archey (de Operaciones Internacionales de las Grandes Ligas); la portuguesa Sandra Monteiro, miembro ex oficio de IBAF; el alemán Martin Millar, segundo vicepresidente de IBAF; el australiano John Ostermeyer, secretario general, y Curtis Granderson, jugador de las Grandes Ligas.

El Comité de Programas, que escucha proposiciones, está formado por 16 miembros.

«La experiencia salió bien, porque todos sonreían», declaró Schiller a los periodistas.

El federativo destacó la posición de IBAF en contra del empleo de las drogas, y su convenio en ese sentido con las Grandes Ligas, pero la incapacidad hasta el momento de lograr unos Juegos Olímpicos de verano con los mejores jugadores de todos los países. Una delegación del COI asistirá como invitada a la final del II Clásico Mundial, en Los Ángeles, en marzo próximo.

«Trabajamos en comunión con las cuatro ciudades aspirantes a la sede de 2016», añadió Schiller. Río de Janeiro y Madrid habían tenido en cuenta al béisbol cuando solicitaron la edición de 2012, en tanto Chicago y Tokio cuentan con buenos equipos, estadios y aficionados entusiastas.

«Las cuatro urbes han desarrollado sólidos programas a favor del béisbol», sentenció Schiller.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.