Yuniesky Quesada logra segundo lugar en Torneo Carlos Torre Repetto - Deporte

Yuniesky Quesada logra segundo lugar en Torneo Carlos Torre Repetto

El campeón nacional cubano de ajedrez cayó en la final ante el estadounidense de origen ucraniano Alexander Onischuk

Autor:

Juventud Rebelde

MÉRIDA, Yucatán (México).— El campeón cubano Yuniesky Quesada (2580) tuvo el primer gran impacto de su carrera ajedrecística cuando ganó el torneo internacional Carlos Torre Repetto en 2003. Ahora, el villaclareño acaba de finalizar segundo en la edición de 2008, al caer en la final 0,5-1,5 frente al norteamericano de origen ucraniano Alexander Onischuk (2644).

Tras negociar tablas en la mañana, no sospechaban Onischuk y Yuniesky que en la tarde iban a batir un récord para los torneos Wimbledon del Carlos Torre: jugaron la primera partida que pasa de los cien movimientos. Duró exactamente 106 y casi cinco horas, algo infrecuente ya, con la fórmula de tiempo de 1:30 horas para cada uno, con 30 segundos de incremento por jugada.

Este cotejo se inició con una Apertura Catalana, planteada por Onischuk. En ese momento impreciso donde se pasa de la apertura al medio juego, el estadounidense capturó en su turno 15 un peón con su dama en a7, y mantuvo esa ventaja hasta el final. Yuniesky presentó una tenaz oposición y en ocasiones parecía que lograría las tablas, pero dos sutiles errores se hicieron grandes ante la maestría de su oponente.

Ahora el duelo bilateral entre ambos trebejistas está empatado a 1,5 puntos, toda vez que el antillano derrotó a Onischuk en la reciente Olimpiada Mundial celebrada en Dresde, Alemania. Curiosamente, otro «Chuk» vuelve a ganar el Carlos Torre. El campeón hasta ahora era el ucraniano Ivanchuk.

Norma y torneo para Leys

El actual subcampeón cubano, Lelys Martínez (2485), venció aquí su primera norma de Gran Maestro, al tiempo que conquistó el cetro en el grupo Magistral, cuya sede fue el Centro Cultural Olimpo, en el corazón de Mérida.

Lelys, un joven oriundo de Santiago de Cuba, es protagonista de un caso único. Oficialmente es Maestro FIDE (MF), pero atesora nada menos que ocho normas válidas para el título de Maestro Internacional (MI).

En el grupo Magistral, diez ajedrecistas finalizaron empatados en primer lugar con 6,5 puntos de nueve posibles, pero Lelys se llevó el gato al agua con mejor desempate por la progresión favorable de sus resultados. El segundo escaño correspondió a otro cubano, el Gran Maestro (GM) Omar Almeida (2519), mientras el GM colombiano Alonso Zapata (2501) obtuvo el tercer premio.

Además de la norma de GM para Lelys, el joven de 16 años Yasser Quesada, hermano de Yuniesky, fue uno de los que compartió la cima y venció norma de MI, la segunda para él.

Los otros seis que concluyeron con 6,5 puntos, fueron los cubanos Juan Borges, Jesús Nogueiras y Walter Arencibia, así como el macedonio Nikola Mitkov, el argentino Pablo Della y el peruano Emilio Córdova.

El siguiente pelotón, del 11 al 14, con seis puntos, lo integraron los cubanos Reinaldo Vera y Camilo Gómez, el mexicano Álvaro Blanco y la georgiana Ana Matnadze.

Nuestra flamante medallista de plata en el cuarto tablero durante la Olimpiada de Dresde, Oleiny Linares, finalizó con cinco puntos, lo cual es una buena actuación. Aquí la santiaguera consiguió su primera victoria sobre un Gran Maestro, Frank de la Paz. Pero lo más curioso es que por detalles técnicos no logró la norma de Gran Maestra, lo mismo que le sucedió en Dresde.

En la Olimpiada le faltaron unas fracciones para el ELO mínimo promedio de sus rivales, exigido para la validez de la norma. Y aquí sucedió algo sumamente curioso: también «hizo» (entre comillas, porque no vale) la norma, pero le faltó una bandera entre sus oponentes, ya que el pareo Suizo solo le arrojó rivales de México y Cuba, entre el centenar de participantes de más de una decena de países en el grupo.

Más novedades

Ha sido este otro excelente torneo, que entre sus novedades tuvo la disputa de los grupos infantiles fuera del Olimpo (en la Plaza Diamante), las premiaciones por separado, el Wimbledon ampliado a 32 concursantes y además de la pantalla de fondo en el teatro, otras dos en los laterales para seguir el curso de las partidas.

Se realizó otra vez, y con mucha aceptación, algo surgido en la edición precedente: los magistrales cometarios de partidas en vivo por parte de una combinación de «Garcías», desde la Sala Audiovisual del Olimpo, el célebre periodista español Leontxo García y el Gran Maestro cubano Silvino García.

En esta oportunidad, además de comentar para los presentes en el teatro de competencia mediante audífonos, lo hicieron para todo el mundo mediante la página de Chessbase en español.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.