Del play off... y del Clásico

JR reproduce una entrevista a Harvey Schiller, presidente de la Federación Internacional de Béisbol, publicada en el sitio web de esa entidad

Autor:

Raúl Arce

Después del Clásico Mundial, la lucha por la clasificación para los play off de la Serie Nacional será muy intensa. Foto: Calixto N. Llanes A cuatro días del receso en la Serie Nacional, los resultados de la zona de oriente, el martes, ratifican a los cuatro primeros de allí (Villa Clara, Ciego de Ávila, Holguín, y Santiago de Cuba) como presuntos clasificados hacia los play off.

Metropolitanos, cuarto lugar de la otra llave (por detrás de La Habana, Pinar del Río y la Isla de la Juventud) va tomando una ventaja que se hace peligrosa para el resto de los aspirantes.

Como el cercano paréntesis está determinado por la preparación del equipo Cuba, de cara al II Clásico Mundial, les ofrezco fragmentos de una entrevista con Harvey Schiller, presidente de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF, siglas en inglés). Las declaraciones fueron publicadas en el sitio web de esa entidad y se originaron en Londres, sede de los próximos Juegos Olímpicos.

—¿Fue lógica la exclusión del béisbol de Londres 2012 o resultó el fruto de una política errada?

Schiller: A partir de su elección como presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), en 2001, el señor Jacques Rogge se encaminó a la reducción del programa de los Juegos, y las disciplinas más jóvenes cedieron ante las tradicionales: el béisbol se había incorporado en 1992 y el softbol en 1996.

—¿Le preocupa al COI el destino de los estadios beisboleros?

Schiller: Es así, pero las cuatro ciudades aspirantes a los Olímpicos de 2016 tienen resuelto ese acápite. Tokyo tiene un parque de 55 000 plazas (hogar del Yomiuri Giants), Chicago cuenta con dos instalaciones (Wrigley Field y U.S. Cellular Field), Río de Janeiro dispone de varios parques exclusivos para el deporte, y, en el caso de Madrid, podría basarse en Barcelona como sede alterna, precisamente la ciudad que organizó el primer torneo olímpico.

—¿Es difícil garantizar la presencia de los mejores jugadores, a siete años de una posible reinserción de las bolas y los strikes en el programa?

Schiller: En Beijing 2008, con ocho equipos participantes, solo Estados Unidos restringió la participación, fuera de las nóminas de 25 jugadores de cada escuadra de Grandes Ligas. Pero ellos tienen 30 equipos, y una rotación de cinco lanzadores abridores que equivale a 150 hombres, así que no hay una medida exacta de dónde están las estrellas, solo la propaganda mediática hace la diferencia.

—¿Será el II Clásico un punto de apoyo a favor del reingreso a los Juegos Olímpicos?

Schiller: Por supuesto, su difusión llegará a 200 países. Y lo más importante es que la totalidad de los 16 conjuntos participantes —aún los modestos Sudáfrica, Italia y Holanda— podrán foguearse con figuras de talla universal. Esto equivaldría a decir que cualquier participante en la Copa Mundial de Fútbol viniera a Londres a topar con el Manchester United.

—Sobre una escala de diez, ¿cuántos puntos le otorgaría a las posibilidades de reinserción del béisbol en los Juegos Olímpicos de 2016?

Schiller: Diez, por supuesto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.