Dimey Góngora y Lisy Castillo, campeones nacionales en tenis de mesa

El evento concluyó este sábado en la Ciudad Deportiva de La Habana

Autor:

Raiko Martín

Como se esperaba, la última jornada del Campeonato Nacional de tenis de mesa fue pródiga en emociones, y las más intensas fueron para el avileño Dimey Góngora y la pinareña Lisy Castillo, los nuevos monarcas de casa.

Para Dimey, ya titular en las ediciones de 1998 y 2003, la nueva corona tuvo sabor a desquite, pues en la semifinal vengó los dos tropiezos sufridos ante el capitalino Moisés Campos durante la anterior parada de la Liga Nacional.

Al igual que los anteriores, el duelo resultó intenso. Esta vez se impuso la mayor experiencia del avileño, pero la medalla de bronce individual, los cetros por equipo y en las categorías sub 18 y sub 21, y el segundo puesto en el doble mixto conquistados por Moisés en el certamen, le convierten en uno de los mejores jugadores del país.

Ya en la «batalla» decisiva, Dimey no afrontó mayores contratiempos para imponerse 4-1 al capitalino Alejandro Rodríguez. A su vez, este último parece haberle cogido la medida al matancero Pavel Oxamendi —monarca del pasado año— y lo venció en la semifinal con otro dramático 4-3.

Días antes, Alejandro se había vestido de héroe al doblegar al experimentado jugador con idéntico marcador, y así definió a favor de su equipo el duelo ante los yumurinos por el cetro colectivo.

Entre las damas, la vueltabajera Lisy Castillo bajó del trono a la cienfueguera Glendys González, quien defendió sus privilegios a «capa y espada» antes de ceder en siete peleados parciales.

En su ruta hacia el puesto más alto del podio, Lisy dejó en la cuneta a la capitalina Maineidis Paradelo, dueña de un título por equipos y otro en el doble mixto.

La otra medalla de bronce fue al pecho de la santiaguera Sandra Mustelier, vencida por Glendys en la segunda semifinal.

Tras estos resultados, acontecidos en la Ciudad Deportiva capitalina, se esperan variaciones en la actualización del ranking de la Liga Nacional, cuya siguiente parada está prevista para el próximo mes en la provincia de Cienfuegos.

Su desenlace debe ser definitorio para la integración de los tríos en ambos sexos que concursarán en el torneo Latinoamericano, pactado a partir del 21 de marzo en El Salvador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.