Cuba enfrentará a Japón este domingo en el Clásico Mundial de Béisbol

Autor:

Raúl Arce

Hace tres años estos equipos discutieron el título. Se medirán nuevamente mañana, en el propio estadio Petco Park, pero apenas en el pleito inicial de la segunda ronda

SAN DIEGO, California.— El equipo Cuba, invicto en sus tres presentaciones en el grupo B del II Clásico Mundial de Béisbol, llegó la víspera a esta ciudad, donde animará la segunda ronda de la competencia, juntamente con Corea del Sur, Japón y México.

El grupo arribó a las 6 y 30 de la tarde de este viernes, después de tres horas y media de vuelo desde la capital mexicana. Los jugadores se alojaron en el Westin Hotel, y el sábado tienen previsto entrenarse, así como reconocer el terreno del estadio Petco Park.

Norge Luis Vera, Ismel Jiménez y Yulieski González alcanzaron los tres triunfos previos, en el parque Foro Sol. Sus víctimas fueron Sudáfrica, Australia y México, por ese orden; los dos primeros tiradores mencionados no han tolerado carrera limpia.

Y el supersónico zurdo holguinero Aroldis Chapman, aunque no tuvo decisión, ponchó a siete contrarios. Vera liquidó a seis por esa vía.

Los criollos batearon 11 jonrones (uno menos que México), al expediente de Frederich Cepeda (3), Yoenis Céspedes y Yulieski Gourriel (dos per cápita), así como Yosvany Peraza, Ariel Pestano, Alfredo Despaigne y Héctor Olivera.

El mejor impulsador es el espirituano Cepeda (6), en tanto Yulieski y Michel Enríquez han fletado a cinco corredores cada cual.

El domingo VS. Japón

Si hace tres años el duelo Cuba-Japón decidió la medalla de oro del I Clásico, estos equipos se medirán nuevamente este domingo, en el propio estadio Petco Park, pero apenas en el pleito inicial de la ronda 2.

El receptor Kenji Johjima (de 10-5) e Hiroyuki Nakajima (8-4) fueron los mejores en la ofensiva japonesa este año, con .500 de promedio en el grupo asiático.

Johjima lideró además con cinco hits y en slugging con .800. En tanto, Nakajima fue puntero en promedio con hombres en bases (.667), y en dobles (2). Shuichi Murata botó dos pelotas, remolcó a cinco y recorrió nueve almohadillas.

Los derechos Daisuke Matsuzaka y Yu Darvish lograron los éxitos de Japón en la primera vuelta. Uno de ellos dos debe abrir frente a Cuba, y no dudo que sea Matsuzaka, precisamente el vencedor en el partido final de 2006. Recordemos que Darvish no pudo con los criollos el pasado año, durante los Juegos Olímpicos de Beijing.

Hisashi Iwakuma cedió el apretado 1-0 que le dio el primer puesto a Corea del Sur, equipo que ganó el grupo A y se enfrenta a México en el segundo turno del domingo.

Curiosidades

A los primeros 20 juegos del II Clásico asistieron 384 688 aficionados, con 19 234 como promedio. En 2006, al cabo de 39 pleitos concurrieron 737 112, o lo que es lo mismo, 18 900 en cada choque.

Al choque Estados Unidos-Canadá, en el Rogers Centre, se presentaron 43 000 aficionados. Solo tres programas entre Azulejos y Yanquis, lograron allí mayores concurrencias en la última temporada de Grandes Ligas.

Acción en la Florida

Este sábado se inician las actividades de la segunda fase en el Dolphin Stadium, de la Florida. Primero Venezuela se medirá con Holanda, a la una de la tarde. Luego, Estados Unidos chocará con Puerto Rico, desde las ocho de la noche.

Los venezolanos llegan a Miami como primeros clasificados del Grupo C y un excelente promedio ofensivo de .347, el segundo mejor entre las 16 selecciones que participaron en la primera fase del torneo (Cuba bateó .394).

De los 50 imparables que conectó el equipo bolivariano, 27 fueron extrabases (16 dobles, tres triples y ocho cuadrangulares). «Estamos bien plantados en el plato, para ganarnos tendrán que hacernos muchas carreras», indicó el manager Luis Sojo en una conferencia de prensa.

Sojo confirmó a Carlos Silva como su abridor para el partido contra Holanda. «El límite de lanzamientos en esta etapa es 85 y espero que Silva nos pueda caminar unos seis o siete episodios. Él lo puede lograr porque tira muchos strikes», dijo el piloto.

Silva trabajó cuatro episodios en el triunfo de Venezuela por 7-0 ante Italia, en la primera ronda. Permitió seis imparables, concedió una base por bolas y abanicó a dos.

Mientras, Holanda bateó poco en la fase inicial, pero sus lanzadores estuvieron a gran altura, con un promedio de carreras limpias permitidas de 2,50. En 36 entradas, aceptaron 33 imparables y solo diez carreras.

«Ellos ejecutaron bien las cosas pequeñas frente a República Dominicana y por eso están aquí. Nosotros debemos hacer lo mismo», advirtió Sojo.

«Todos los rivales ahora son muy fuertes, pero nosotros seguimos inspirados», recordó a su vez el manager de la escuadra naranja, Rod Delmonico.

«En este grupo pienso que Estados Unidos es el equipo a derrotar, aunque no se puede descartar a Venezuela y Puerto Rico. Todos tienen muchos jugadores de Grandes Ligas y gran tradición», aclaró Delmonico.

El lanzador Sydney Ponson, quien tiene bastante experiencia en las Grandes Ligas (11 años, con balance de 90-106, y parte del 2008 con los míticos Yankees), será la carta de pitcheo contra Venezuela.

«Solo debemos seguir jugando como lo hemos hecho hasta ahora, pues los resultados de San Juan demuestran que podemos hacer grandes cosas», agregó el serpentinero.

Por su parte, el mentor de Puerto Rico, José Oquendo, confirmó a Javier Vázquez para lanzarle a Estados Unidos. El pitcher boricua es el único con al menos diez victorias, 30 aperturas y 150 ponches en las últimas nueve campañas de Grandes Ligas.

A su vez, según la agencia AP, los norteños dependerán del derecho Jake Peavy y serán dirigidos por el coach Barry Larkin, porque el manager Davey Johnson tiene otra prioridad: acudirá a la boda de su hijastro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.