El selecto club de los peloteros con cien hits en Series Nacionales

Autor:

Juventud Rebelde

Alexander Ramos, de la Isla de la Juventud tiene el récord de más series con cien imparables (diez, ocho de ellas consecutivas)Hace dos años, durante la Copa Mundial de Taipei de China, Alfredo Despaigne fue el sorpresivo primer madero de la selección cubana. Entonces yo mismo critiqué en esta página aquella «improvisación», pues el jardinero granmense debe ocupar uno de los puestos centrales en el orden al bate.

De hecho, actualmente ocupa el cuarto turno en la alineación de Granma y cumple sus deberes a la perfección: 25 jonrones y 75 impulsadas lo dicen todo. Pero a esas credenciales sumen este dato revelador: Despaigne ha bateado cien hits en cada una de sus primeras cinco temporadas, incluyendo esta.

Según el archivo de nuestro estadístico Benigno Daquinta, solo Michel Enríquez había logrado antes esa marca en el béisbol revolucionario. Y precisamente otro pinero, Alexander Ramos, tiene el récord de más series con cien imparables (diez, ocho de ellas consecutivas). Además, el camagüeyano Loidel Chapellí lo hizo en ocho oportunidades, en tanto su coterráneo Leslie Anderson lleva una cadena de seis veces seguidas.

Entre los jugadores en activo sobresalen también Enrique Díaz (siete ocasiones), Osmani Urrutia (siete), Eriel Sánchez (seis) y Carlos Tabares (cinco). Asimismo, el listado contempla a cuatro grandes «chocadores de bola», ya retirados y generalmente olvidados: José Estrada (seis), Remberto Rosell (seis), Roger Poll (seis) y Eduardo Cárdenas (cinco).

En cambio, el primero en conseguir el centenar de indiscutibles en una temporada fue Eulogio Osorio, quien pegó 129 con La Habana en la séptima Serie Nacional (1968). Curiosamente, ese propio año llegaron también otros siete bateadores: Silvio Montejo (Las Villas, 115), Wilfredo Sánchez (Henequeneros, 114), Fermín Laffita (Mineros, 105), Miguel Cuevas (Granjeros, 103), José Pérez (Azucareros, 102), Felipe Sarduy (Granjeros, 102) y Andrés Telemaco (Mineros, 100).

Hasta aquí, seguro tendrá usted la misma duda que yo: dónde están colosos como Omar Linares, Antonio Pacheco, Víctor Mesa, Lázaro Vargas, Luis Ulacia y Pedro Luis Rodríguez, considerados entre los mejores bateadores cubanos de todos los tiempos. Extrañamente, ninguno figura entre los primeros en este aspecto, acaso por recibir muchas bases por bolas en cada temporada, aunque esa es solo una hipótesis. Tampoco aparecen Amado Zamora y Eduardo Paret, otros dos hombres de mucho tacto.

En fin, que en el béisbol pasa como en el amor: nunca se puede decir tajantemente sí o no, porque tenemos el «tejado de vidrio». De todas formas, bienvenida sea la polémica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.