Pronóstico para los play off de Oriente

Autor:

Juventud Rebelde

Con el clásico entre Villa Clara y Santiago de Cuba, esta tarde se rompen las cortinas de los play off orientales. Después, Ciego de Ávila comenzará su camino hacia el título soñado, que nunca ha estado tan cerca como ahora.

La historia de los duelos entre Villa Clara y Santiago es toda una novela. Imagínense que a lo largo de las series nacionales se han enfrentado 164 veces, con 95 éxitos de los indómitos y 69 de sus rivales, según los datos de nuestro estadístico Benigno Daquinta.

Sin embargo, en play off se invierten los papeles y los naranjas van delante 32-28. Un dato basta para decirlo todo: Villa Clara es el único equipo de la región oriental que ha podido eliminar a Santiago en postemporada.

Sus duelos de «muerte súbita» comenzaron en la campaña de 1985-1986, cuando clasificaban cuatro equipos (dos de Occidente y dos de Oriente) y se disputaba después un todos contra todos, a doble vuelta. Aquella vez dividieron (1-1) y los villaclareños, con Eduardo Martín al mando, fueron terceros al final, detrás de Industriales (campeón) y Vegueros.

Al año siguiente Santiago ganó los dos choques de play off contra Villa Clara y terminó en el segundo puesto, solo superado por Vegueros, pues Industriales fue tercero y los naranjas quedaron sin medallas.

A partir de ahí, santiagueros y villaclareños no volvieron a verse las caras en ningún play off hasta la temporada de 1992-1993, cuando los del centro ganaron 4-1 en semifinales. Recordemos que entonces clasificaban los dos campeones de grupo en Occidente y Oriente, tras un calendario preliminar de 65 juegos.

La película fue la misma al año siguiente, aunque esa vez Villa Clara venció 4-2. Luego repitió con el mismo marcador en las series de 1995-1996 y 1996-1997, después que los indómitos quedaron fuera de los play off en la campaña de 1994-1995.

La serie de 1997-1998 fue la primera con la actual estructura de 90 juegos y Villa Clara no clasificó para la postemporada. En los tres campeonatos posteriores sí logró hacer el grado, pero fue eliminada en cuartos de final por Guantánamo (3-1), Granma (3-0) y Camagüey (3-1), respectivamente, y no llegó a enfrentarse con Santiago.

Así, los clásicos se reanudaron en el año 2002, y los naranjas eliminaron a Santiago otras tres veces seguidas. Pero siempre que llueve escampa y en la temporada 2004-2005 comenzó la resurrección de los indómitos, con barrida de 4-0 sobre sus acérrimos rivales.

Villa Clara no ha podido desquitarse desde entonces, pues en la serie 2005-2006 cayó ante Granma en semifinales (3-2) y en los dos últimos torneos perdió con Santiago (4-3 y 4-2).

Hasta aquí la trama principal de la novela que hoy se reanuda, con el equipo de la Ciudad Heroína nuevamente como favorito. De paso, les digo que el astro Norge Luis Vera tiene balance de siete triunfos y seis derrotas frente a Villa Clara en choques decisivos. Asimismo, el derecho santiaguero es quien más ha ganado en play off (31), seguido por Lazo (28).

A la ofensiva, el arma letal de Santiago se llama Rolando Meriño, quien tiene tres récords en postemporada: 162 hits, 42 dobles y 93 carreras impulsadas. No obstante, el average más alto del equipo es de Héctor Olivera (.364).

Del lado opuesto, las esperanzas descansan en el derecho Yuliet López, quien ha vencido dos veces a los indómitos en play off. En cambio, sufren Luis Borroto (3-5), Yolexis Ulacia (1-3), Robelio Carrillo (0-2) y Freddy Asiel Álvarez (0-1).

Por suerte para Eduardo Martín, algunos de sus hombres clave batean bien en play off. Se trata de Andy Zamora (.368), Ariel Borrero (.329) y Yuniet Flores (.341). De todas formas, casi todos coincidimos en que Santiago debe avanzar. ¿O no?

¿Ahora o nunca?

Después de ser el mejor equipo en bateo, pitcheo y defensa durante la etapa preliminar, Ciego de Ávila tiene el reto de superar el trance de la postemporada. Su rival de turno, Holguín, llegó con muchos apuros, aunque ahora tiene chance de volver a empezar.

Ambos conjuntos nunca se enfrentaron antes en play off, pero en series nacionales Ciego ha triunfado 87 veces y Holguín 74. Los avileños ganaron también el tope bilateral este año 5-1.

Si tengo que escoger, diría que la mayor fortaleza de Ciego radica en el pitcheo, pues su staff lideró el casillero de las carreras limpias (3,95), fue al que menos le batearon (.267), e implantó récord en juegos salvados (36). Ello debe inclinar la balanza en esta serie, porque en la acera opuesta Aroldis Chapman y Luis Miguel Rodríguez pueden plantarse igualmente frente a los bateadores avileños.

Finalmente, les digo que Ciego ha jugado hasta el momento cinco play off y en todos ha perdido: dos veces con Santiago (3-0 y 3-1), otras dos frente a Villa Clara (3-0 y 3-2), y una ante Camagüey (3-0).

Por su parte, Holguín fue barrido 4-0 por Villa Clara en la temporada de 1994-1995, pero en el año 2002 se llevó un campeonato que todavía se comenta. Entonces eliminó 3-1 a Camagüey, frenó 4-2 a Villa Clara, y venció 4-3 a Sancti Spíritus.

Las cartas están sobre la mesa. ¿Qué dice usted? ¿Un bolero para Ciego?

Para su archivo

Hoy continuaremos con las estadísticas del coeficiente de rendimiento integral (JAS) y le toca el turno a la primera base. ¡Allá va eso!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.