Villa Clara se acerca a la final del campeonato cubano de béisbol

Autor:

Juventud Rebelde

El equipo naranja derrotó por segunda vez a Ciego de Ávila y va delante en la serie 2-0. Mientras, La Habana empató su duelo con Pinar a una victoria por bando

En un juego que comenzó tibio y terminó caliente, La Habana venció 7-4 a Pinar del Río y empató la semifinal occidental a un triunfo por bando. Mientras, Villa Clara sometió de nuevo a los «tigres» avileños y amenaza seriamente con eliminar a otro favorito.

Al fin la lluvia dejó jugar en San José y Pinar amagó temprano frente a Miguel Alfredo González, el sorpresivo abridor de los vaqueros. Sin embargo, Peraza y Duarte no pudieron impulsar y el derecho «caminó» entonces hasta el sexto capítulo.

En la otra orilla naufragó esta vez el gigante Pedro Luis Lazo, demasiado predecible con envíos rectos por el centro del plato. Muy efectivo el cambio de Ruby Silva por Rolando Méndez en el primer turno de la alineación habanera, algo que se caía de la mata desde hace rato.

Además, le respondieron a Lombillo el antesalista Michel Rodríguez y el receptor Danger Guerrero, dos hombres efectivos frente a Pinar en postemporada. Igualmente, el novato Dennis Laza dio un hit de oro en el sexto episodio.

No obstante, los vueltabajeros se resistieron hasta el noveno capítulo. Ahí le marcaron dos al relevista Jonder Martínez, pero se quedaron congelados cuando Jorge Padrón fue puesto out en tercera base.

La decisión fue polémica y destapó la adrenalina en las gradas, aunque en honor a la verdad Pinar corrió muy mal las bases en todo el juego. De todas formas, siempre he escuchado decir que los árbitros no deben decidir los partidos.

Otro «ampaya» que estuvo bajo el fuego cruzado todo el tiempo fue el principal Omar Lucero. Pero me gusta su amplia zona de strike, porque exige a los bateadores y les da un respiro a los serpentineros, un estilo que vimos en el Clásico Mundial.

Realmente, los peloteros cubanos esperan demasiado en el cajón de bateo y ese vicio debemos erradicarlo como sea. También el de no correr cuando la conexión parece fácil para la defensa rival. ¿Acaso es pedirle peras al Olmo?

En fin, la serie se va pareja al Capitán San Luis y mañana puede haber un duelo entre Vladimir Baños y Yadier Pedroso, aunque Casanova tiene la opción de «apurar» a Yunieski Maya.

Piña colada

Un jonrón del inicialista Ariel Borrero decidió el partido del Cepero a favor de Villa Clara, ocho carreras por tres en 11 capítulos. Luego, otro cepillazo de Yeniet Pérez mandó a las duchas al cerrador avileño Vladimir García, porque después de tres entradas no se puede sobrevivir solo con rectas.

Fue este un juego de pitcheo hasta que Leonys Martín lo inclinó de un solo lado con su doble en el último episodio. Curiosamente, a Villa Clara le falló el abridor, Yuliet López, pero el zurdo Misael Siverio y Yolexis «machete» Ulacia domaron después a los «tigres».

Ahora sí cambiaron las cosas y los naranjas son favoritos para cortar por lo sano en el Sandino. En cambio, Ciego tendrá que reponerse del golpe y reencontrarse frente al espejo. La desesperación no conduce a ninguna parte y es mala consejera. Muy fea fue la entrada de Raúl González sobre Lionys Martín en segunda base, cuando ya el juego estaba decidido.

Mañana, con Valeri García, los avileños tendrán su «ahora o nunca». Sin embargo, Freddy Asiel Álvarez es un hueso bien duro de roer. ¿La suerte está echada?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.