Sancti Spíritus ganó la Liga de Desarrollo de béisbol

Arroceros, monarca de la zona occidental, le ganó la serie final 2-1 a Serranos, de Santiago de Cuba, líder del segmento oriental

Autor:

José Luis López

El corpulento Yenier Bello le «aplicó las libras» al pequeño catcher santiaguero Andrés Reina. Foto: Roberto Meriño SANCTI SPÍRITUS.— Esta ciudad se debatía la víspera entre dos fiestas deportivas: el 39 Torneo Internacional de boxeo Córdova Cardín, y el sonado triunfo del equipo Arroceros, en la Liga de Desarrollo de Béisbol.

Pero como el Cardín cumplía apenas su primera fecha y había poco que «discutir», entonces las peñas beisboleras se dieron banquete.

Arroceros, monarca de la zona occidental, le ganó la serie final 2-1 a Serranos, de Santiago de Cuba, líder del segmento oriental. En el pleito decisivo, los yayaberos vencieron 3-2.

Serranos marcó sus dos anotaciones en el primer inning, ante las ofertas del abridor Yoarisleibis Panamá —hasta escribir el nombre es difícil—, quien no pudo sacar out. Pero ahí mismo, el director Ruperto Zamora envió al box al zurdo Yanioski Duardo, que solo aceptó cuatro imparables en nueve entradas.

Mientras, los espirituanos consiguieron el empate a dos carreras en el quinto capítulo —ambas rayas fueron sucias—, cuando Orlando Acebey pegó elevado al jardín derecho, con bases llenas y un solo out. Pero en tercera base estaba el corpulento receptor Yenier Bello, quien salió de pisa y corre e impactó sus 102 kilogramos contra la anatomía del pequeño catcher santiaguero, Andrés Reina.

El encontronazo fue tan brusco, que Reina no solo erró al recibir el tiro del jardinero, sino que cometió otra marfilada al tratar de sacar out en tercera a Yassier Santilla y este timbró la registradora e igualó el cotejo.

La decisión favorable a Arroceros llegó en el octavo episodio, por cuadrangular del designado Asniel Marín.

Duardo, que logró cinco éxitos y cuatro fracasos, también lanzó 21 episodios en su «periplo» por la 48 Serie Nacional con el equipo espirituano.

«Mis entrenadores, que siempre soñaron con que yo lanzara en la Serie Nacional, trabajaron muy fuerte conmigo en el tema de la caída en el box, pues siempre la hacía muy parada. Logré mejorar y eso me ayudó mucho, en especial para conseguir este triunfo ante Serranos», comentó el muchacho a JR.

«Ciertamente, se aprecian grandes diferencias entre la Serie de Desarrollo y la Serie Nacional. Pero no tengo descanso, pues el viernes se inicia la etapa provincial en Sancti Spíritus y ya me designaron para ser el abridor de mi equipo Trinidad», sentenció Duardo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.