Se inaugura este domingo el Memorial Capablanca de ajedrez 2009 - Deporte

Se inaugura este domingo el Memorial Capablanca de ajedrez 2009

Muchas novedades trae la nueva edición del Clásico ajedrecístico. En el grupo Élite competirán esta vez seis Grandes Maestros

Autor:

Juventud Rebelde

En Cojímar, ese bello poblado situado al este de La Habana, donde el gran Ernest Hemingway escribió sus mejores novelas y algunos mortales como yo atesoramos un montón de recuerdos, se inaugura hoy el Memorial Capablanca 2009. Muchas novedades trae la nueva edición del Clásico ajedrecístico y por ello los amantes del juego ciencia, tan apasionados como los del béisbol, seguramente desafiarán la lejanía y llegarán puntuales cada día para ver el inicio de las partidas, a las tres de la tarde en el Hotel Panamericano.

En el grupo Élite competirán esta vez seis Grandes Maestros (GM), por el sistema de liguilla (todos contra todos), a doble vuelta. El gran favorito es el habanero Leinier Domínguez (2721), quien se reencontrará con el público cubano después de sus incursiones en los Grand Slam de Wijk ann Zee (Holanda), Linares (España) y Sofía (Bulgaria).

Sin embargo, aunque ahora no tendrá rivales tan poderosos como los vistos en el periplo por Europa, Leinier tendrá que jugar muy bien para imponerse.

Entre los cuatro visitantes, el de mayor linaje es el ruso Artyom Timofeev (2667), a quien Leinier enfrentó dos veces el pasado año en el torneo de Sarajevo. Entonces igualaron en la primera vuelta y luego el cubano se impuso con piezas negras.

Timofeev tiene 24 años y es un jugador sólido. No por gusto ganó el Abierto de Rusia en 2008. Actualmente ocupa el puesto 53 del ranking mundial.

Un compatriota suyo, Boris Savchenko (2655), también vino a dar pelea. Este melenudo ganó el pasado año la Copa del Báltico, celebrada en la isla danesa de Bornholm. Se dice que tiene un repertorio variado, como casi todos los GM rusos.

Los otros dos contrincantes foráneos son alemanes. Se trata de Geor Meier (2641) e Igor Khenkin (2630), quien fue tercero en el Capablanca 2008.

Meier ocupó el lugar 12 en el campeonato europeo de este año, con sede en Budva, Montenegro. Allí alcanzó 7,5 puntos de 11 posibles, pero estuvo como líder casi hasta la mitad del certamen (finalmente ganó el GM ruso Evgeny Tomashevsky). Por cierto, Timofeev finalizó en el puesto 15, también con 7,5 rayas, medio paso por detrás de los punteros.

La progresión de Meier ha sido notable en los últimos meses, pues su Elo era de 2558 en la Olimpiada Mundial del pasado año, cuando defendió el primer tablero del segundo equipo alemán (recordemos que la sede del evento fue la ciudad germana de Dresde y los locales presentaron tres selecciones). Sin embargo, allí tuvo un rendimiento impresionante —siete puntos en nueve partidas— y desde entonces es otro jugador.

Mientras, Khenkin defendió el segundo tablero en la primera selección alemana y acumuló 4,5 unidades de nueve posibles. En ese momento su Elo era de 2647 y estaba considerado el segundo mejor jugador de su país, detrás de Arkadij Naiditsch (2678).

Naiditsch llegó ya a 2700, pero Khenkin no aparece entre los cien primeros y tiene por delante a Daniel Fridman (2646) y al propio Meier. Así, ahora tiene muchas cosas que demostrar.

Ese es el caso también del tunero Lázaro Bruzón (2617), cuya presencia en el grupo Élite obedece más a un ardid de los organizadores que a su nivel actual de juego. De tal manera, se redondeó un grupo cerrado, con Elo promedio de 2655 puntos (categoría XVII de la Federación Internacional de Ajedrez).

Bruzón ganó el mes pasado el torneo Moncada, en Santiago de Cuba, pero fue cuarto y cedió mucho terreno en el Memorial Guillermito García, recién finalizado en Santa Clara con un sonado triunfo del GM pinareño Fidel Corrales (2574). De todas formas, quizá se estaba reservando para el Capablanca y venga ahora con las pilas cargadas. Ello lo convertiría en un hueso duro, especialmente para Leinier, cuyo juego conoce al dedillo.

Ojalá, porque su descenso ha sido un enigma —y una sorpresa— para todos sus seguidores. También lo fueron algunas actitudes raras como la de no presentarse a la última partida en las dos últimas ediciones del Capablanca, algo muy poco frecuente en la «diplomacia ajedrecística».

En fin, estoy seguro de que veremos una novela de acción, intrigas y suspenso sobre el tablero, acaso la que le faltó por escribir a Hemingway en Cojímar. Y sería todavía mejor si los organizadores hubieran adoptado la llamada «regla Sofía», que prohíbe a los contendientes acordar tablas entre sí.

Tampoco perderá su partida aquel jugador que llegue tarde al comienzo de cada ronda, una medida que se aplica ya con frecuencia en grandes torneos. Aunque suene herético mi comentario, me gustaría ver ambas proyecciones en los futuros torneos que se organicen en Cuba.

Finalmente, les comento que también habrá emociones en los restantes grupos, Premier y Abierto, este último con más de 90 participantes, incluidas 19 muchachas (un torneo Suizo, a nueve rondas).

El Premier será un grupo cerrado, como el Élite, donde los extranjeros ocupan los extremos de la plantilla: el ruso Vladimir Potkin (2621) tiene el mayor Elo, en tanto el peruano Emilio Córdova (2543) cierra la lista.

En el centro pelearán los GM cubanos Yuniesky Quesada (2596), Fidel Corrales (2574), Holden Hernández (2573) y Neuris Delgado (2572). Todos ellos, junto a Leinier y Bruzón, deben enrolarse en el equipo cubano que asista al Campeonato Panamericano por equipos, en el mes de agosto.

Así, la próxima actualización del ranking nacional (1ro. de julio), definirá seguramente el orden de los tableros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.