Cuba enfrentará a Holanda en torneo de béisbol de Rótterdam, Holanda

Autor:

Juventud Rebelde

El manager del equipo antillano que compite desde hoy en ese torneo tiene ante sí una encrucijada: conformar un line up ganador

Roger Machado, el piloto del equipo cubano de béisbol que compite desde hoy en el torneo de Rótterdam, Holanda, tiene ante sí una encrucijada: conformar un line up ganador y quedar bien con todo el mundo.

Lo primero no será tan difícil, pues sus peloteros tienen mucho talento. Sin embargo, lo segundo es harina de otro costal.

¿Qué haría usted si tuviera que elegir a los titulares para el choque de esta tarde frente a Holanda? ¿Apostaría por los veteranos cuya calidad ya ha sido probada con creces, o se inclinaría por los muchachos jóvenes que buscan un espacio en el equipo élite?

Yo haría lo segundo, pues Meriño, Eriel, Borrero y Giorvis no tienen nada que probar. Todos han integrado ya el Cuba «grande» y este fogueo es ideal para soltar a los demás. Así, mi alineación sería la siguiente: 1. Leonys Martín (cf), 2. Jorge Padrón (bd), 3. Adonis García (3b), 4. José Dariel Abreu (1b), 5. Yoelvis Fiss (lf), 6. Liván Monteagudo (rf), 7. Yoilan Cerce (2b), 8. Yulexis La Rosa (C), 9. Yorbis Borroto (ss).

Si lo prefiere, ponga a Roberto Carlos como designado y a Rafael Valdés en segunda, sin alterar los turnos al bate, y ya tiene usted otra variante en el mismo espíritu de la anterior. Luego, si la cosa se pone fea en algún momento, que vengan entonces los veteranos para sacarnos las castañas del fuego.

No estoy de acuerdo con quienes ven este certamen como la posible resurrección de Cuba en eventos internacionales, pues hace tiempo esperamos algún título. Claro que debemos salir a ganar, pero con la vista en el futuro. Se trata de un torneo de segundo nivel, donde Japón y Taipei de China seguramente ensayarán igual que nosotros, y Estados Unidos en definitiva no estará presente.

Veremos qué equipo presenta Holanda, aunque ellos son los anfitriones y tienen otros motivos para añorar el título. En fin, solo quería encender otra vez el fuego, porque volvió la pelota y mandó a parar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.