Cuba enfrentará a Argentina en la final de la Liga Mundial de voleibol masculino

Autor:

Raiko Martín

Para el equipo cubano este es un partido clave en sus aspiraciones de seguir abrazado a la gloria

Casi al mediodía de hoy, cuando el sol comience a ser irresistible, el equipo masculino cubano debutará frente a Argentina en la final de la Liga Mundial de voleibol. Será un partido clave para sus aspiraciones de seguir abrazado a la gloria.

Tan grande como la distancia que nos separa de Belgrado son las expectativas que han generado este grupo de jugadores —los más jóvenes del torneo—, entre los miles que desde este lado del Atlántico estaremos atentos a sus desempeños.

¿Hay razones para la esperanza? A estas alturas ya quedan pocas dudas. Bajo las riendas de Orlando Samuels y sus asistentes, el equipo necesitó apenas 12 partidos para dejar el papel de «relleno» en esta historia y vestirse de protagonista.

Al ganar 30 de los 47 sets jugados dentro y fuera de casa, los cubanos no solo consiguieron la clasificación por méritos propios, sino que dejaron las aspiraciones de los potentes rusos colgadas de la suerte hasta el último minuto. Además, sepultaron el sueño de unos búlgaros con etiqueta de favoritos.

Ninguno de los concursantes pudo superar los 1099 puntos marcados por Cuba durante la ronda intercontinental. Otra pista: solo el multilaureado Brasil aventajó el promedio cubano de 1.098 entre tantos a favor y en contra.

Tampoco hubo otro equipo que incluyera a tres de sus jugadores entre los 15 mejores anotadores del torneo: Wilfredo León (171 puntos), Yoandi Leal (163) y Robertlandy Simón (153).

Pero con números no se gana una final. Los cubanos son favoritos frente a Argentina, teniendo en cuenta los cuatro partidos amistosos que les ganaron a los sudamericanos días antes de comenzar el certamen.

Ambos equipos están inspirados, pues si Argentina asiste por primera vez a una final, para Cuba significa el regreso a planos estelares después de muchos vaivenes.

Mañana estará Brasil net por medio, y aunque los auriverdes prueban nuevas adquisiciones tras el «olímpico» tropiezo, tuvieron una ruta casi perfecta hacia la capital Serbia. Y pase lo que pase, siempre será mejor enfrentarlos ahora, que en un cruce semifinal.

No lanzo campanadas al vuelo diciendo que este sorprendente equipo cubano tiene posibilidades de incluirse entre los cuatro mejores del torneo. Incluso, puede ser medallista si logra explotar todas sus potencialidades y controla sus nervios frente a rivales que le sacan un mar de experiencia.

De cualquier forma, siempre habrá que quitarse el sombrero ante estos muchachos que empezaron la Liga «con la malla al cuello», y fueron capaces de bajarla hasta la altura de sus tobillos.

Caída libre

No escampa para las juveniles cubanas, inmersas en el Campeonato Mundial de la categoría con sede en el estado mexicano de Baja California. Este martes encajaron su tercera derrota, al ceder frente a China en cinco parciales.

Una vez más, el buen inicio de las cubanitas se desmoronó por el camino, pues al triunfo en los dos primeros parciales con pizarras de 25-20 y 25-23, le siguieron tres tropiezos sucesivos por 14-25, 23-25 y 11-15.

Al cierre, las dirigidas por Joel Olazábal enfrentaban a Kenya, y cierran hoy con Tailandia las acciones en el grupo G. Esta eliminatoria reúne a cuatro de los ocho equipos que pelean por los puestos del 9 al 16.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.