Vence Dayron Robles en Grand Prix de Mónaco con su segunda mejor marca del año

Escoltada por su compañera Mabel Gay, Yargelis Savigne se impuso en el triple salto y mantuvo el invicto en la actual temporada

Autor:

Juventud Rebelde

Para despejar cualquier duda, Dayron Robles realizó este martes una de sus mejores carreras de la temporada, al vencer con 13:06 segundos en el Súper Grand Prix de Mónaco, Montecarlo. Mientras, sus compatriotas Yargelis Savigne y Mabel Gay se impusieron en el triple salto.

El campeón olímpico y recordista mundial de los 110 metros con vallas solo ha tenido una actuación superior a esta en 2009. Ello sucedió el 17 de junio en Ostrava, República Checa, cuando marcó 13:04 segundos.

Anoche, el estadounidense Joel Brown (13:34) y el jamaicano Dwight Thomas (13:36) escoltaron a Dayron en el podio de Mónaco, aunque quedaron bien lejos del cubano.

Por su parte, Yargelis sigue imbatible en triple salto durante la actual temporada y este martes ganó con 14,89 metros. Detrás de la campeona mundial quedó Mabel (14,41), quien relegó al bronce a la rusa Tatiana Lebedeva (14,39).

En los 400 metros con vallas, el sudafricano L.J. Van Zyl logró el mejor desempeño del año (47:94 segundos) y superó al estadounidense Bershawn Jackson (47:98). Este último había logrado 48:03 segundos en el pasado mes de mayo.

Además, la australiana Sally McLellan estampó un colosal registro de 12:50 segundos en los 100 metros con vallas. Esta marca solo ha sido superada este año por la estadounidense Lolo Jones, quien marcó 12:47 segundos hace nueve días en Grecia.

Tres para recordar

Este 29 de julio se cumplen aniversarios de tres grandes hechos históricos del atletismo cubano. El primero, por orden cronológico, ocurrió en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, cuando Alberto Juantorena venció en los 400 metros con 44:26 segundos. Fue su segunda medalla en aquella gesta y significó récord nacional absoluto.

Luego, hace exactamente 20 años atrás, Javier Sotomayor estampó su quinta plusmarca universal en salto de altura, cuando brincó sobre 2,44 metros en el estadio Sixto Escobar de San Juan, Puerto Rico.

Finalmente, en 1995 se produjo en Sestriere, Italia, aquel descomunal salto de 8,96 metros logrado por Iván Pedroso. El resultado pudo convertirse en récord mundial, pero no fue reconocido porque el video mostró a un entrenador italiano obstruyendo deliberadamente el anemómetro en el momento del salto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.