Discutirá Cuba el oro frente a Taipei de China en Semana Italiana de Béisbol

El equipo cubano empató este sábado 1-1 en el partido contra Italia, mientras Taipei de China venció 6-4 a Venezuela

 

Autor:

Juventud Rebelde

Después de recibir nueve ceros frente a Venezuela y ser noqueada por Taipei de China, la selección italiana guapeó anoche contra Cuba, aunque la sangre no llegó al río. Al final, los caribeños empataron el juego agónicamente (1-1) y hoy discutirán el oro con Taipei de China en este torneo relámpago, considerado un ensayo de la inminente Copa Mundial.

El mentor cubano, Esteban Lombillo, rompió el protocolo y cambió de cuajo su alineación: salieron como titulares Leonys Martín (rf), Héctor Olivera (2b), Yulieski Gourriel (3b), Frederich Cepeda (lf), Yosvani Peraza (bd), Ariel Borrero (1b), Eriel Sánchez (r), Yorbis Borroto (ss) y Giorvis Duvergel (cf). De tal manera, quedaron en la banca Michel, Despaigne, Céspedes y Navas.

Sin embargo, el abridor italiano, Tiago da Silva, se agigantó en la lomita del estadio E. Gaspardis (Ronchi dei Legionari) y ponchó a ocho bateadores durante las tres primeras entradas. Solo escaparon Yulieski (hit al jardín central), Peraza (roletazo al cuadro) y Duvergel (fly de foul por primera), aunque Cepeda y Borrero se embasaron por pass ball, cuando le hicieron swing al tercer strike.

Este pitcher nació en Brasil, donde los japoneses popularizaron el béisbol, y estuvo con su país natal en la Copa Mundial de 2003. En el año 2005 se fue a Italia y con la selección azurri participó en el II Clásico Mundial.

En el cuarto capítulo entró el relevista Marco Grifantini, quien abrió dándole boleto a Yulieski. Luego dominó a Cepeda y aceptó un doble de Peraza, pero fallaron Borrero y Eriel, este último de nuevo por ponche.

Por si las moscas, el alto mando italiano abrió el quinto episodio con otro relevista, Yovany D’amico, y este comenzó ponchando a Borroto y Duvergel. Entonces permitió dos cañonazos seguidos, de Leonys y Olivera, pero Yulieski fue dominado en palomón a primera base.

Un nuevo pitcher italiano apareció en el sexto inning, Matteo Pizziconi, y realizó su trabajo sin problemas. El séptimo parecía más de lo mismo, pues Borroto abrió recibiendo ponche. Ahí Lombillo no aguantó más y trajo a Céspedes por Duvergel y a Despaigne por Leonys.

Pero no pasó nada: Céspedes negoció boleto y después fue capturado en intento de robo, mientras Despaigne falló en fly al bosque derecho. A esas alturas ya este periodista tenía dolor de cabeza.

Otro pitcher, Mauro Schiavoni, tiró el octavo por Italia sin mucha complicación: apenas un hit de Cepeda. En el noveno fallaron Borrero y Eriel, pero José Dariel Abreu entró por Borroto y disparó cohete al medio.

Entonces Schiavoni golpeó a Céspedes y se puso la soga al cuello. Para apagar el fuego fue llamado Alessandro Ularetti, pero Despaigne soltó metrallazo al jardín izquierdo y se llenaron las bases. Luego, Olivera conectó un roletazo por el cuadro y alcanzó para que anotara Abreu, en jugada de selección.

Lombillo tuvo la opción de enviar a Michel por Olivera, pero aplaudo lo que hizo: darle confianza al santiaguero. Estos juegos son precisamente para «coger tamaño de bola», como se diría en mi barrio.

Así llegó el empate a la hora de recoger los bates y no hubo extrainning porque el choque era de trámite. En total, los cubanos engulleron 12 ponches: tres de Borroto, dos per cápita para Leonys, Olivera y Eriel, y uno de Cepeda, Borrero y Duvergel. Entre los regulares solo salieron ilesos Yulieski y Peraza.

La otra cara

Mientras los bateadores cubanos intentaban salir del trance, el derecho Miguel Alfredo González contuvo a los «bambinos» durante las primeras cuatro entradas, con cinco ponches (tres en el segundo acto). En el quinto aceptó una raya, por error de Borrero y cañonazo al jardín central del noveno bate, Filippo Crociati.

En el último tercio trabajó Jonder Martínez, quien sustituyó varias veces a Miguel Alfredo en los play off de la Serie Nacional. ¿Se acuerdan? Pues bien, anoche ningún italiano pudo embasarse frente al relevista habanero.

Taipei descongeló el pollo

En el primer partido sabatino, Taipei de China sacó el pollo del congelador y venció 6-4 a Venezuela con cinco carreras en el octavo capítulo.

Ahí batearon cinco hits —dos dobles y un jonrón— y negociaron dos bases frente a tres lanzadores rivales. Demasiado para un solo corazón.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.