Fútbolistas cubanos participarán en los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud de 2010

La noticia es una de las más importantes comentadas a JR por Luis Hernández, presidente de la federación antillana del más universal de los deportes. El certamen se desarrollará en la ciudad de Singapur

Autor:

Raiko Martín

El sueño del fútbol cubano de regresar a un torneo olímpico después de tres décadas de espera, se concretará el próximo año durante la celebración de los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud, que tendrán por sede a la ciudad de Singapur.

La noticia es una de las más importantes comentadas a JR por Luis Hernández, presidente de la federación cubana del más universal de los deportes, enfrascada por estos días en la organización del próximo campeonato nacional.

«Durante el reciente Congreso de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) celebrado en Bahamas, fuimos seleccionados para representar a la región Norte, Centroamericana y del Caribe en esta primera edición», explicó el federativo.

Luego de celebrados los Juegos Escolares quedó integrada una preselección de jugadores de categoría sub 15, que bajo las órdenes del granmense Alexander González ya comenzó su preparación con vistas a tan importante certamen.

El máximo dirigente del fútbol cubano añadió que todo se encuentra listo para que el próximo 3 de octubre comience la nueva edición del torneo de casa, que conservará la misma estructura, y tiene previsto concluir el 27 de febrero del año entrante.

En espera del arranque del torneo doméstico, las chicas menores de 20 años serán anfitrionas de la primera fase regional de la eliminatoria al Mundial de esa categoría. Las cubanitas que pisarán el césped del Pedro Marrero a partir del venidero día 18 enfrentarán a las selecciones de Anguila y Antigua y Barbuda, las otras candidatas a ganar el grupo para avanzar a la siguiente ronda.

En cuanto a la selección nacional, el dirigente evaluó de satisfactoria la reciente gira realizada por Alemania, donde «más allá de los resultados, lo más importante fue la oportunidad de jugar y entrenar en un contexto de elevada calidad y tradición futbolística».

Durante la estancia de alrededor de 45 días, la preselección cubana disputó 25 partidos frente a equipos que militan entre la segunda y la quinta división del fútbol teutón, con una experiencia ante un elenco holandés de segunda línea.

En números, la actuación se traduce en 20 triunfos, tres empates y par de derrotas, con destaque para el pinero Yoandy Puga con 11 goles a su cuenta, mientras que el villaclareño Roberto Linares y el capitalino Marcel Hernández firmaron nueve cada uno.

«Los muchachos aprovecharon muy bien esta oportunidad y dejaron una grata impresión», sentenció el federativo, a la vez que anunciaba que ya estaba hecha la invitación para repetir la visita durante el próximo año.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.