Beisbolistas cubanos firman libro por muerte de Juan Almeida

La delegación de la Isla en la Copa Mundial dejó constancia de sus emociones, en una ceremonia realizada en el Hotel Haarlem, con la presencia del embajador cubano en Holanda Oscar de los Reyes Santos.

Autor:

Juventud Rebelde

Los beisbolistas cubanos que participan en la Copa Mundial firmaron este viernes en Holanda el libro de condolencias por la muerte del Comandante de la Revolución Juan Almeida, fallecido el pasado 11 de septiembre en La Habana, informó PL.

Cada uno de los integrantes de la delegación de la Isla en la lid dejó constancia de sus emociones, en una ceremonia realizada en el Hotel Haarlem, con la presencia del embajador cubano en Holanda, Oscar de los Reyes Santos. El diplomático antillano resaltó la trayectoria de Almeida, uno de los acompañantes del líder de la Revolución, Fidel Castro, en los momentos más trascendentales de la lucha por la liberación a mediados del siglo anterior.

«Es un honor rendirle homenaje a Almeida, un compañero tan simbólico, tan representativo, tan cercano», comentó emocionado el embajador cubano, quien recordó a los jugadores que ellos son los que dan aliento con cada victoria.

«Ustedes son dignos representantes del deporte, del movimiento deportivo cubano. Con cada uno de sus éxitos, con su esfuerzo, el pueblo cubano se inspira», finalizó el diplomático.

Mientras, el vicepresidente del Instituto Cubano de Deportes (INDER), Roberto León Richard, agradeció la presencia del embajador, quien viajó desde La Haya expresamente para facilitar la firma del referido libro por parte de los jugadores cubanos, líderes junto a Holanda del Grupo F del torneo.

«Nos sentimos satisfechos con la ceremonia porque cada uno, además de plasmar su firma, dejó escritas sus reflexiones en el libro, expresó sus sentimientos en un momento que nos servirá de impulso en nuestro empeño de salir adelante en el torneo», comentó León Richard.

Almeida, quien falleció a los 82 años de edad, fue uno de los asaltantes al Cuartel Moncada en 1953, en la oriental provincia cubana de Santiago de Cuba, con el cual se reinició la lucha por la independencia.

Luego de guardar prisión en la Isla de Pinos -hoy Isla de la Juventud- regresó a Cuba desde México en el yate Granma y alcanzó en la Sierra Maestra los grados de comandante.

Al triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959, ocupó diferentes responsabilidades políticas y militares, entre ellas la de vicepresidente del Consejo de Estado y miembro del Buró Político del Partido Comunista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.