Aclaran un error histórico

Durante muchos años hemos dicho que la marca de más entradas consecutivas sin permitir carreras en series nacionales es de 46,1 y está en poder del zurdo pinareño Maximiliano Gutiérrez, pero la cifra correcta es 47,1

Autor:

Juventud Rebelde

Los bateadores granmeses acribillaron este miércoles al derecho habanero Jonder Martínez y así quedó rota su cadena de 16 entradas sin permitir carreras. De tal manera, ahora puedo comentar algo sobre las cadenas de ceros consecutivos en series nacionales, sin que los supersticiosos me acusen de hacer malos augurios.

Durante muchos años hemos dicho que la marca de más entradas consecutivas sin permitir carreras en series nacionales es de 46,1 y está en poder del zurdo pinareño Maximiliano Gutiérrez. Así se reconoce en todas las guías oficiales de béisbol publicadas en Cuba a partir de 1979.

Sin embargo, el colega Osvaldo Rojas Garay, del periódico Vanguardia y la emisora CMHW de Santa Clara, nos aclara que esa cifra es incorrecta.

Sucede que en aquella temporada de 1977-1978, el vueltabajero tiró cinco lechadas en línea, pero una fue de 11 capítulos. Así, su récord es de 47,1 episodios sin máculas, pues arrastraba un tercio sin que le anotaran antes de la seguidilla.

Gutiérrez, entonces con el traje de Vegueros, inició la cadena el 21 de diciembre de 1977, al colgarle nueve argollas a La Habana (4-0). Después siguió el citado choque de 11 entradas, celebrado seis días después en el estadio pinero Cristóbal Labra. Allí ganaron los verdes 1-0, aunque el zurdo Pablo Pérez también trabajó muy bien por La Isla.

Luego, el 5 de enero de 1978, Maximiliano silenció a Metropolitanos (9-0) y seis días después dejó sin carreras a Granma, en el Capitán San Luis (3-0). Finalmente pintó de blanco a Henequeneros (1-0), en el estadio yumurino Victoria de Girón.

Tras esa impresionante racha, Maximiliano Gutiérrez vio roto el encanto en su siguiente salida frente a Santiago de Cuba, el 22 de enero de 1978 en el Guillermón Moncada. ¿Qué les parece?

Agradezco al profesor Rojas por rectificar ese «error» histórico y veremos qué lanzador se suma a la aventura de romper el récord.

Por lo pronto, más que el pitcheo, ahora impresionan la desbordada ofensiva de Guantánamo y el paso de Alfredo Despaigne, quien ya tiene nueve jonrones en 14 juegos. Finalmente, Camagüey selló su partido contra Matanzas, pero iba ganando y hoy puede hacer la cruz, si no se embullan los cocodrilos…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.