El Real Madrid se acerca al abismo

El emblemático club español vuelve a tropezar en los octavos de final de la Liga de Campeones. El Manchester United, el Bayern de Munich, y el Oporto salen airosos en sus partidos de ida

Autor:

Raiko Martín

Además de alcanzar al Barcelona en la cima del torneo español, el Real Madrid tendrá el reto de remontar en casa el 0-1 encajado en el feudo del Olympique de Lyon francés, durante el inicio de los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

Una vez más el estadio de Gerland fue inexpugnable para Cristiano Ronaldo, Kaká, y el resto de la tropa «merengue», que vio escapar el triunfo tras el disparo a la escuadra de Makoun.

Así, los fantasmas volverán a rondar por el Santiago Bernabéu el próximo 3 de marzo en el partido de vuelta, y frente a una afición ansiosa por ver avanzar a los suyos tras cinco fracasos consecutivos en esta fase del torneo.

Mientras, el Manchester United salió con la autoestima por las nubes luego de vencer por 3-2 al AC Milán en el mítico San Siro de la ciudad lombarda.

El «colorado» Scholes anuló la ventaja local alcanzada en el minuto dos por el brasileño Ronaldinho, y el letal Wayne Rooney se encargó de completar la faena con las restantes perforaciones. Un gol magistral del holandés Seedorf en las postrimerías del partido dio esperanzas a los rossoneros, pero la euforia no alcanzó para igualar el marcador.

Por su parte, el Oporto sacó un victoria de 2-1 frente al Arsenal inglés, que regresa a casa con el consuelo de haber marcado en Lisboa.

Silvestre Varela abrió la cuenta por los locales, poco antes que el veterano defensa Soul Campbell anotara el tanto de los «Guners». La definición del choque llegó en el minuto 52, cuando el colombiano Radamel Falcao sentenció una jugada confusa en el área de los británicos.

En el otro duelo, el Bayern de Munich sacó a último minuto una victoria de 2-1 sobre el Florentina italiano, en partido celebrado en la capital germana.

Los bávaros se pusieron delante durante el descuento de la primera mitad, cuando el árbitro castigó con la pena máxima una jugada que había terminado en gol de Mario Gómez. El encargado de la ejecución fue el holandés Arjen Robben, quien batió sin contratiempos al arquero rival.

Poco después de la reanudación el danés Kroldrup emparejó las acciones, pero cuando apenas faltaba un minuto del final Miroslav Klose aprovechó muy bien un rechazo tras el disparo de Robben para anotar de cabeza en posición dudosa.

El resto de la ronda de octavos de final de la Liga de Campeones se completará con los duelos Sttutgart- Barcelona y Olimpiakos-Girondins el venidero 24 de febrero, e Inter-Chelsea y CSKA Moscú-Sevilla un día después.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.