Santiago rompió los pronósticos y arrasó con Ciego de Ávila

El equipo avileño cedió por 0-2 frente a Santiago de Cuba, y necesita ganar por amplio margen para avanzar a las semifinales del fútbol cubano

Autor:

Raiko Martín

Si nadie esperaba los malos pasos del béisbol de Ciego de Ávila en la semifinal oriental, solo los santiagueros creían posible un triunfo sobre los avileños en el partido de ida correspondiente a los cuartos de final del presente Campeonato Nacional de fútbol.

Pero dicen que la fé mueve montañas, y arropados por sus seguidores, los santiagueros deshicieron los pronósticos dominicales con las dianas de Enoel Jordan y Leones Martínez.

Para muchos –entre los que me incluyo- era este un duelo con un marcado favorito. De un lado estaba el equipo más goleador del torneo, y del otro una tropa con buenas individualidades, pero de agónica llegada a la postemporada.

A la distancia, todo parece indicar que sobre la cancha del Antonio Maceo resurgió la férrea defensa local, la mejor del torneo durante su primera mitad. Hay mucho mérito en contener la sed goleadora de Sander Fernández, el empuje de Leonel Duarte, o el despliegue creativo de Alain Cervantes. Y amén del resultado, repetir tal desempeño mañana en Morón sería aun nadar a contracorriente.

Sobre los hombros de estos tres «mosqueteros», responsables de 41 de los 61 goles con sabor a piña, descansan las esperanzas de los anfitriones. Para avanzar directamente a semifinales los avileños están obligados a ganar con ventaja de tres goles o más, pues será la diferencia las dianas anotadas y recibidas el primer criterio para definir cualquier serie que termine con un empate o un triunfo por bando.

De persistir el abrazo, entonces saldría airoso el equipo con más goles como visitantes. Parece muy difícil que hasta aquí permanezca la igualdad, pero no imposible. En ese caso avanzaría el de mejor diferencia de goles en todo el torneo, un medidor que estaría un escalón por encima de la mayor cantidad de goles anotados en toda la campaña.

Solo después de esto se desarrollaría la «lotería» de los penales, y si aún así no hay definición entraría en juego el Fair Play (acumulado de tarjetas). La última opción de desempate sería el sorteo (moneda al aire), pero no creo que alguna vez se llegue a esos extremos.

Ojalá que todo quede aclarado sobre el césped cuando mañana Las Tunas y La Habana (1-1 en la ida) terminen su pulso en Ganajay, Ciudad de La Habana y Villa Clara (1-1) «choquen» en Zulueta, y Camagüey y Guantánamo (1-0) cierren sus hostilidades en el extremo más oriental de la Isla.

Y para los aficionados que nos han pedido la ubicación final de los equipos que no están involucrados en la postemporada, aquí les va.

Posiciones (del 9 al 16): 9. Granma (46 puntos), 10. Cienfuegos (46), 11. Sancti Spíritus (32), 12. Pinar del Río (30), 13. Holguín (27), 14. Isla de la Juventud (20), 15. Matanzas (16), 16. Industriales (16)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.