Terry Fox, la historia sin fin

Conmovidos estaban sus padres Betty y Rolly, así como su hermana Judith, testigos de la participación popular en la carrera de este sábado frente a la Sala Kid Chocolate en la capital cubana

Autor:

Francisco Mastrascusa

La historia se repite, aunque no es la misma historia. Ni el propio Terry Fox imaginó la trascendencia de su legado, sobre todo en países donde el amor por la vida crece y se empina.

Conmovidos estaban sus padres Betty y Rolly, así como su hermana Judith, testigos de lo acontecido este sábado frente a la capitalina Sala Kid Chocolate.

«Me ha impresionado muchísimo ver cómo este pueblo, tan lejos de mi país, mantiene vivo el espíritu de mi hijo», comentó emocionada la madre.

«Estoy muy orgulloso de los cubanos por su apoyo a Terry. Es nuestra primera visita y esperamos retornar», agregó el padre, tras realizar el disparo de arrancada en compañía de Javier Sotomayor.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.