Industriales empata el play off en la final de la pelota cubana - Deporte

Industriales empata el play off en la final de la pelota cubana

El equipo azul de la capital cubana noqueó a Villa Clara con marcador de 11 carreras por una. Este domingo se enfrenterán nuevamente en el estadio Latinoamericano

Autor:

Juventud Rebelde

A palo limpio, Industriales noqueó este sábado a Villa Clara y empató la final beisbolera. Ahora todo es borrón y cuenta nueva, pero los azules llegan al quinto juego con ventaja psicológica.

Esta vez el mentor villaclareño, Eduardo Martín, fue demasiado temerario y tentó al diablo dándole la pelota al novato zurdo Yasmani Hernández Romero, con el Latino repleto de una punta a la otra. El muchacho había relevado de maravillas en el primer choque del Sandino, pero una cosa es con guitarra y otra con violín.

Quizá era preferible darle un voto de confianza al derecho Yosvani Pérez, o al propio Yuliet López, quien fue traído a relevar en el mismo primer capítulo. Confieso que ambos mentores me han sorprendido con sus cartas debajo de la manga en esta final.

Para colmo, el primer bateador de Industriales, Irait Chirino, levantó un palomón detrás de segunda y la pelota picó entre Aledmis Díaz y Leonys Martín. Ahí mismo se soltó el público y sacó de quicio al lanzador.

Los bateadores azules se embullaron y anotaron cinco veces en esa primera entrada, con ocho hits en total. Y el racimo pudo ser mayor, pero Serguei Pérez y Rudy Reyes fueron enfriados en home cuando intentaban anotar casi al unísono, tras un batazo de Stayler contra las cercas del jardín central.

Ahí se lució a la defensa Ariel Pestano, a quien el público le ha gritado horrores en los dos días. Por cierto, este sábado el receptor villaclareño jugó solamente hasta el cuarto inning y entonces fue sustituido por Julio César Ramírez.

En lo adelante el juego se fue de un solo lado y los azules marcaron seis carreras más frente al voluntarioso derecho Yasmani Hernández Rojas, quien caminó desde el primero hasta el último episodio. Mientras, el zurdo Arleys Sánchez lanzó tranquilo durante seis capítulos.

El séptimo lo abrió otro siniestro, Alexander Carrera, pero enseguida permitió dos cañonazos y regaló un boleto. A la carrera fue sustituido por el derecho Brian Ruiz, quien retiró a tres bateadores, aunque no pudo evitar que Villa Clara marcara una cruz.

Sin embargo, el nocaut estaba cantado y los azules remataron el partido en la parte baja del séptimo. La carrera decisiva cristalizó por doble del desbordado Stayler y un error del último relevista naranja, Yasmani Junquera.

Así llegamos al quinto juego, donde el mundialista Freddy Asiel Álvarez intentará rescatar a Villa Clara. Será una prueba de fuego, pues el Latino debe repletarse otra vez y a cualquiera le temblaría el pulso.

Pero la suerte de los naranjas no depende solamente de Freddy Asiel, pues hemos visto a un equipo dividido sobre el terreno, con los jugadores discutiendo entre sí. La dirección debe tomar cartas en el asunto.

Asimismo, Ramón Lunar pide a gritos un refresco como tercer bate. Quizá ya sea el momento de volver a subir a Zamora, pues este domingo debe lanzar por Industriales el derecho Odrisamer Despaigne.

A los supersticiosos y a los amantes de las estadísticas, les traigo ahora algunos detalles, aportados por el colega Osvaldo Rojas Garay.

Con la estructura por grupos, 11 veces el equipo que triunfó en el primer desafío terminó llevándose el gato al agua. Pero en otras seis finales, el perdedor del choque inicial logró reponerse y agenciarse la corona.

Hasta el momento, Santiago de Cuba es el único equipo que ha remontado un 0-2 en finales. Sucedió ante Industriales, en 1999. Ahora los azules pueden cambiar la historia, pues andan muy inspirados.

Finalmente, una efeméride que quizá le sirva de estímulo a Villa Clara: Este domingo se cumplen 39 años del título conquistado por Azucareros en la décima Serie Nacional, bajo la dirección de Pedrito Pérez.

Ese día, 28 de marzo de 1971, los «dulcísimos» derrotaron a La Habana, tres carreras por una, con un excelente relevo de Andrés «Curro» Leyva.

Aquel fue el segundo de los tres campeonatos que se adjudicó Azucareros, pues se llevaron también el gallardete en 1969 y 1972, con Servio Borges en el timón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.