Capitalinos y Ciego de Ávila inician hoy final de la Liga Superior de Baloncesto

Los avileños llevan cinco coronas en línea recta, pues antes del triple sobre Capitalinos habían vencido a Santiago de Cuba y Matanzas

Autor:

Juventud Rebelde

Por cuarta vez consecutiva, Capitalinos y Ciego de Ávila discutirán desde hoy el título mayor del baloncesto cubano. Hasta ahora siempre han ganado los «búfalos» y en esta ocasión buscan algo más que una medalla de oro.

Los avileños llevan cinco coronas en línea recta, pues antes del triple sobre Capitalinos habían vencido a Santiago de Cuba y Matanzas. De tal manera, si repiten el triunfo, lograrían una inédita seguidilla de seis títulos.

Precisamente, los «búfalos» comparten con Capitalinos el récord de cinco diademas seguidas. Recordemos que el equipo azul ganó la Liga Superior entre 1994 y 1998, cuando el certamen vivía sus días de gloria.

Pero ahora el técnico Miguelito Calderón tiene una carga pesada sobre los hombros. Sus muchachos no han podido nunca con Ciego de Ávila, cuya mentalidad ganadora lo impulsa siempre hacia adelante.

Curiosamente, según el archivo de nuestro estadístico Benigno Daquinta, hay tres jugadores avileños que llevan ocho títulos consecutivos. Se trata de Michael Guerra, Joan Luis Haití y Vanier Reyes, quienes han sido puntales en los cinco cetros de los «búfalos» y antes ganaron tres coronas con Centrales. Incluso, serían más si contamos los torneos de la Olimpiada del Deporte Cubano.

Ellos tres todavía son regulares en la banda, acompañados por Yudnier «Chíchiri» Pérez y el «lobo» Andy Boffill. Parece demasiado para cualquier rival, aunque Haití tiene problemas en las rodillas y a Michael le ha faltado ritmo en esta ocasión.

El problema de Ciego es que a veces juega para las gradas y sus principales figuras se preocupan demasiado por lucir. Pero cuando son un equipo le dejan muy pocas opciones al contrario.

Mientras, Capitalinos depende de la inspiración de sus organizadores, en este caso Oliva y Panfet. El primero es un «refuerzo» y se adapta como puede al esquema de Miguelito, pero el segundo aún rinde menos de lo que se espera. Por algo no es titular.

También sus hombres altos son inestables, sobre todo Orestes Torres, aunque cargó al equipo en sus hombros durante la semifinal contra Guantánamo.

Por cierto, el centro guantanamero Roberlandy Castillo reforzará el juego interior del conjunto capitalino en esta nueva cruzada.

En fin, veremos cómo viene la serie en su «cuarta temporada». Espero que veamos buen baloncesto, sin incidentes más allá del terreno. Hoy tendremos el primer capítulo en la sala Ramón Fonst, desde las 3:00 p.m. Menos mal que la pelota no se lo llevó todo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.