Se nos pone vieja la Serie Nacional y de la Superior nada

Si el anuncio de la llamada Serie Superior sigue demorándose tanto, dentro de poco la cercanía del mundial de fútbol se tragará los ecos de nuestra última Nacional

Autor:

Juventud Rebelde

Mientras en Cuba andamos de receso, varios récords sacuden por estos días al mundo beisbolero. Lamentablemente, si el anuncio de la llamada Serie Superior sigue demorándose tanto, dentro de poco la cercanía del mundial de fútbol se tragará los ecos de nuestra última Nacional.

Para colmo, el nuevo torneo selectivo que muchos cubanos esperan con ansiedad, coincidirá inicialmente con el Capablanca de ajedrez más fuerte de los últimos tiempos. También le harán sombra las visitas de Argentina, Alemania y Polonia en los primeros compases de la Liga Mundial de voleibol.

De tal manera, será un reto tomarle nuevamente el pulso a la pelota. Por mucho que valga un amor, nunca es aconsejable darse demasiada importancia.

Pero siempre hay tela por donde cortar. Les cuento que el dominicano Willie Otañez eslabonó una cadena de 37 juegos consecutivos bateando de hit en la Liga Mexicana, donde juega para Pericos de Puebla. Seguramente usted recuerda que este equipo chocó cuatro veces contra Cuba antes del Clásico Mundial 2009.

Pues bien, resulta que la seguidilla de Willie Otañez no ha sido homologada por la Liga Mexicana, pues comenzó a finales de la pasada temporada (15 partidos) y concluyó en la actual (22). El récord vigente es de 36 juegos consecutivos conectando hit y le pertenece a otro dominicano, Luis de los Santos, quien lo hizo en una misma campaña.

Luis de los Santos entró a los libros en la temporada del año 2000, cuando jugaba para los Saraperos de Saltillo. La racha se produjo entre el 27 de mayo y el 9 de julio.

A todas luces, se trata de marcas diferentes y deben ser consideradas como tal. En Cuba el récord es de 37 y está en poder del santiaguero Rey Isaac.

Según el archivo de nuestro estadístico Benigno Daquinta, Isaac comenzó su seguidilla el día 6 de noviembre de 1994, frente a Camagüey. La racha acabó el 17 de diciembre, contra Industriales.

Ahora bien, en Grandes Ligas se registran los 56 juegos de Joe DiMaggio en 1941. Curiosamente, el colega mexicano Eduardo Almada advierte que si empatamos el fin de una temporada y el comienzo de otra, la marca es inferior, pues Willie Keeler pegó 45 entre 1886 y 1887. ¿Qué les parece?

Sin dudas, el béisbol tiene un universo infinito para sacar cuentas. Por eso los estadísticos son como magos, que nos dejan siempre con la boca abierta.

Otro récord causó revuelo hace unos días en Estados Unidos, cuando el abridor estelar de Filadelfia, Roy Halladay, consiguió su triunfo número 150 en las Grandes Ligas. Así, se ubicó quinto en promedio entre los lanzadores con al menos 150 victorias, desde 1900 a la fecha.

En Cuba, el primero en promedio, con más de 150 triunfos, es el astro santiaguero Norge Luis Vera (168-65 y 721). Después le siguen tres pinareños: Rogelio García (202-100 y 669), Pedro Luis Lazo (257-136 y 654) y Omar Ajete (179-96 y 651). El quinto puesto es para el habanero José Ibar (173-100 y 634).

Precisamente las estadísticas se pierden entre tantos torneos diferentes que hemos organizado en nuestro país. Y ya tenemos otro cerquita, aunque todavía no se ve.

Pero miremos el lado bueno: mientras más numeritos, más polémica. Usted guarda los suyos y yo los míos, así que siempre estaremos en guardia, como en una buena partida de ajedrez.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.