Veselin Topalov gana la primera partida de la serie mundial de ajedrez

El Gran Maestro búlgaro venció este sábado con piezas blancas a su homólogo indio Vishwanathan Anand, quien defiende la corona

Autor:

Juventud Rebelde

El Gran Maestro búlgaro Veselin Topalov (2805) hizo alarde de una gran preparación y aplastó este sábado al indio Vishwanathan Anand (2787), durante la primera partida del match por la corona mundial de ajedrez.

Topalov exprimió las piezas blancas y no escatimó sacrificios para molestar al ejército negro desde el mismo comienzo. Anand optó por la Defensa Gruenfeld, pero cometió un error de cálculo en la jugada 23 y ahí mismo le sirvió el postre a su oponente. Al rato se rindió, tras 30 movimientos.

Por cierto, Topalov jugó frenéticamente, pues consumió menos de 40 minutos para toda la partida. Quizá eso acabó con los nervios del campeón mundial.

Este domingo se disputará la segunda partida, también en el Club Militar Central de Sofía, la capital búlgara. Recordemos que son 12 duelos como mínimo y el primero que alcance 6,5 puntos será el vencedor.

Si el marcador finaliza igualado a seis unidades por bando, el desempate será mediante partidas rápidas, el día 13 de mayo. Se trata de un tope de muy difícil pronóstico, entre dos genios del ajedrez que ya han sido campeones mundiales.

Veamos a continuación la primera partida:

Topalov-Anand

1.d4 Cf6 2. c4 g6 3. Cc3 d5 4. cxd5 Cxd5 5. e4 Cxc3 6. bxc3 Ag7 7. Ac4 c5 8. Ce2 Cc6 9. Ae3 0-0 10. 0-0 Ca5 11. Ad3 b6 12. Dd2 e5 13. Ah6 cxd4 14. Axg7 Rxg7 15. cxd4 exd4 16. Tac1 Dd6 17. f4 f6 18. f5 De5 19. Cf4 g5 20. Ch5+ Rg8 21. h4 h6 22. hxg5 hxg5 23. Tf3 Rf7 24. Cxf6 Rxf6 25. Th3 Tg8 26. Th6+ Rf7 27. Th7+ Re8 28. Tcc7 Rd8 29. Ab5 Dxe4 30. Txc8+ (1-0).

Los sabores del Elo

Algunos lectores preguntan de forma recurrente sobre los ajedrecistas cubanos que mayor Elo han acumulado a lo largo de la historia. Hoy traemos la respuesta, gracias al archivo del profesor Osvaldo Rojas Garay.

Descontando los análisis post mortem que se han hecho sobre el genial José Raúl Capablanca, los 2721 puntos registrados por el Gran Maestro (GM) Leinier Domínguez, durante el segundo trimestre de 2009, representan la cifra más elevada de un jugador latinoamericano en la historia.

Leinier fue el primer criollo que rebasó los 2600 puntos, con 2601 unidades en el segundo trimestre de 2002. Luego inauguró también el club de los 2700 en Cuba, cuando salió con 2708 puntos en julio de 2008.

Otros dos jugadores cubanos han pasado de los 2600  puntos. Se trata del tunero Lázaro Bruzón, con tope personal de 2677 en 2005, y del pinareño Fidel Corrales, quien el pasado año llegó hasta 2605.

Mientras, el villaclareño Yuniesky Quesada rozó la cifra en abril de 2009, con 2596 rayas. Un punto menos (2595) archivó a principios de este año el granmense Neuris Delgado, quinto en el ranking nacional de todos los tiempos.

La decena histórica se completa con Holden Hernández (2590 en 2008), Reinaldo Vera (2584 en 2000), Jesús Nogueiras (2580 en 1993), Walter Arencibia (2573 en 2008) y Amador Rodríguez (2565 en 1988).

En cuanto a las mejores posiciones de los cubanos en el escalafón mundial, recordemos que el fallecido Guillermito García figuró entre los 50 primeros en 1978, cuando compartió los escaños del 43 al 46, con 2535 puntos.

Asimismo, Jesús Nogueiras compartió el peldaño 24 con Anthony Miles, Velimirovic, Eingom y Van der Wiel, en 1986. Este quinteto apareció en esa clasificación con 2570 puntos.

Tremendo revuelo provocó el puesto 26 de Bruzón con sus 2677 puntos en 2005, sobre todo porque se pensó que sería el primer cubano en romper la barrera de los 2700.

Ahora bien, desde que se coló en la élite, Leinier se ha mantenido entre los 30 mejores del mundo. El habanero llegó a ostentar la plaza 21 en octubre de 2008 y noviembre de 2009, en ambos casos con 2719 puntos.

Pero hasta donde sabemos, la mejor colocación de un latinoamericano a nivel mundial le pertenece al brasileño Henrique Costa Mecking, quien en 1978 se abrazó en los lugares del tres al seis con los ex campeones del orbe Tigran Petrosian y Boris Spaski, de la antigua Unión Soviética, y el húngaro Lajos Portisch, todos con 2630 puntos. Anatoli Karpov, entonces monarca del planeta, era el único con más de 2700 (exactamente 2725) en aquel ranking, seguido por Víctor Korchnoi (2665).

Tanto han cambiado los tiempos desde entonces, que ya existe el club de los 2800, inaugurado por Garry Kasparov. El «ogro de Bakú» apareció exactamente con esa cifra en enero de 1990.

Una década después, este excepcional jugador que hace unos días cumplió 47 años, computó la impresionante marca de 2851 unidades. Hasta 2813 han llegado el búlgaro Veselin Topalov y el prodigio noruego Magnus Carlsen, líder del actual escalafón.

El quinteto de los que han rebasado los 2800 se completa con el ruso Vladimir Kramnik, quien tiene un tope personal de 2809, y el indio Viswanathan Anand, que acumuló 2803 puntos en 2006 y 2008.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.