Todos los ojos en el tenso desenlace de la Liga española

Antes de los decisivos juegos que este domingo encararán el Barcelona ante el Valladolid y el Real Madrid frente al Málaga, la atención se concentró en Londres, donde el Chelsea firmó su «doblete» del año

Autor:

Raiko Martín

Al menos durante este fin de semana, los amantes del fútbol dejan el venidero Mundial a un lado, para centrar sus miradas en el tenso desenlace de la Liga española.

Pero antes de los decisivos juegos que hoy encararán el Barcelona ante el Valladolid y el Real Madrid frente al Málaga, toda la atención se concentró en Londres, donde el Chelsea firmó su «doblete» del año.

Los de Stamford Bridge, vencedores en la Liga Premier, sumaron su sexta Copa de Inglaterra gracias al solitario gol del marfileño Drogba y a las manos del portero checo Cech, quien detuvo un penalti del Portsmouth.

Ya la semana entrante volverá a cobrar vida el Mundial que cumplirá en Sudáfrica 80 años de historia. Mucho ha llovido desde que el francés Lucient Laurent batió al arquero mexicano Bonfiglio para marcar el primero de los 2063 goles que se han anotado en las primeras 18 citas universales.

Cuatro años más tarde, el italiano Schiavio se encargó de marcar el número 100, y el 500 se le apuntó al escocés Collins (Suecia 1958).

Los Mundiales llegaron al millar de dianas gracias al holandés Resenbink (Argentina 1978), en tanto el argentino Cannigia aumentó la cuenta a 1 500 en Estados Unidos 1994. Luego, el sueco Allback fijó el listón en 2000 hace apenas cuatro años en Alemania. ¿Quién tendrá el honor de firmar ahora el gol 2100?

Muchas otras cosas han variado a lo largo de las últimas ocho décadas. Como ejemplo están los balones, que evolucionaron notablemente gracias al uso de las nuevas tecnologías.

Solo vagos recuerdos quedan de aquellas pelotas que se utilizaron en el primer Mundial. Por cierto, el primer tiempo de aquella final se jugó con un balón de fabricación argentina, y el complementario con otro confeccionado en Uruguay.

Gracias a los argentinos llegó el primer balón con una válvula de aire a la cita de Francia 1938. En México 1970 apareció Telstar, que inauguró la era de las tradicionales pelotas de fondo blanco con cascos negros poligonales.

Desde ese año, la firma alemana Adidas se hizo cargo de la fabricación de los balones mundialistas, y sus diseños han sido bautizados como Tango, Azteca, Etrusco, Questra, Tricolore, Fevernova y Teamgeist.

Ahora le toca el turno a la Jabulani —significa celebrar en el idioma zulú—, dotada de 11 colores en alusión al número de jugadores de cada equipo, y a la cantidad de lenguas oficiales en el país anfitrión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.