Argentina golea y viaja

El equipo de Diego Armando Maradona se sirvió un banquete en su despedida con una goleada de 5-0 frente a Canadá en el estadio Monumental de Buenos Aires

Autor:

Redacción Digital

La selección argentina de fútbol goleó este lunes sin compasión a su par de Canadá por 5-0, y aunque no deslumbró por su juego si dio muestras de un alto poder de fuego en su última presentación ante sus seguidores antes de cumplir fuera de casa la última parte de su preparación rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010.

En el estadio Monumental de Buenos Aires, y ante unos 50 000 aficionados, Maxi Rodríguez abrió la cuenta a los 15 minutos con un formidable tiro libre desde la izquierda que dejó sin opciones al arquero visitante.

Maxi, considerado un hipotético suplente del equipo que actuará en tierra sudafricana, volvió a demostrar su olfato goleador a los 32 minutos, en un  contragolpe fulminante que nació de una pelota pescada con inteligencia por Gonzalo Higuaín, y tras recibir un pase en bandeja de Carlos Tevez.

Por su parte, Tevez emocionó a los aficionados con  su despliegue por todo el frente de ataque y por su capacidad de lucha por la recuperación de la pelota. En uno de esos «robos» habilitó a Ángel Di María, quien marcó con zurdazo potente a  los 37.

El «apache» se dio el gusto de gritar su gol y ser ovacionado a los 63  minutos, tras moverse en sociedad con Higuaín, en una celebración que continuó  con la quinta conquista, lograda por Sergio «Kun» Agüero a los 71.

Esta vez Maradona protegió del esfuerzo a los estelares Lionel Messi, Diego Milito y  Martín Demichelis, agotados de sus campañas europeas, por lo cual pudo verse una Argentina diferente con una línea de tres defensores con Nicolás Burdisso,  Nicolás Otamendi y Gabriel Heinze.

Con la aguerrida presencia de Javier Mascherano como volante de contención y Jonás Gutiérrez como pieza desequilibrante, bien abierto sobre el frente  derecho, la pelota tardaba en caerle servida a Tevez e Higuaín debido al modo  de proyección frontal, lento y sin sorpresa.

Sin Messi, el supergoleador del momento, Argentina tuvo algo más de  frescura con la fuerza y la combatividad de Tevez, a todas luces empeñado en  ganarse un puesto justo donde a Maradona le sobra poder de fuego.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.