Tango feroz

Las victorias de Argentina y México, así como la remontada de Grecia ante Nigeria, fueron las notas destacadas en el jornada del jueves de la Copa Mundial de FIFA Sudáfrica 2010.

Autor:

Raiko Martín

La Argentina de Maradona, con sus virtudes y defectos, se incluyó con una goleada entre lo más rescatable de este Mundial que avanza a discreción. Ya había dado algunas pistas en su debut frente a Nigeria, pero contra Corea del Sur se disipó cualquier duda.

No alineó Verón y Messi tuvo que retrasar unos metros su línea de arrancada. Pero no por eso Lio dejó de brillar.

Otra vez le faltó coronar, pero tal y como están saliendo las cosas, los goles apenas terminarán ensanchando su leyenda.

Muy bien les vino a los argentinos el «regalito» de los asiáticos, pero agradecieron aun más el «hat trick» con que Higuaín despojó al uruguayo Forlán del liderazgo entre los goleadores.

Esta Argentina es como una flecha, hiperafilada en el frente, pero necesita de sus plumas bien acomodadas atrás para mantener la estabilidad durante el recorrido, y hacer diana.

Por momentos, su defensa parece frágil, y en esto no pesa la salida de Samuel, ni el infantil error de Demichelis que, entre otras cosas, abrió un poco más el partido. Se trata de velocidad y exactitud en las coberturas, del cierre de los espacios.

Si los partidos duraran un solo tiempo, Argentina fuera más favorita de lo que es. Pero otros 20 minutos como los jugados después del descanso le pueden costar caro ante un rival de mayor vuelo.

Para fortuna de Maradona y sus seguidores, el banquillo gaucho es pura dinamita. Si Maxi no desentonó como sustituto, el «Kun» Agüero fue un recambio de lujo para un Tévez que, por sacrificio y calidad, es imprescindible dentro de esta expedición que está a medio paso de los octavos de final.

Hasta allí quiere acompañarla una Grecia que renovó ilusiones con su primer triunfo en estas lides, pero a la que toca la difícil misión de cerrar el tramo contra el «macho» del grupo.

Los helénicos ya parecían destinados a emprender el regreso a casa, cuando sus «dioses» desataron la injustificada ira del nigeriano Sani Kaita, malograron un contragolpe de los africanos que pintaba a gol, y provocaron el único fallo del hasta ese momento impecable arquero Enyeama.

Quienes sí parecen listos para superar la frontera de la primera ronda son los mexicanos, después de una inédita e histórica victoria sobre la insulsa Francia. Poco después de entrar en acción, el «Chicharito» Hernández hizo el gol 50 de México en Mundiales y el número 2100 de estas citas universales. Todavía hubo tiempo para que el veterano Cuauhtémoc Blanco se convirtiera en el único azteca que anota en tres torneos diferentes. Por eso, y por merecimiento, los del «Vasco» Aguirre parecen estar destinados a superarse.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.