Llegó a Francia vilipendiada selección de fútbol

Los jugadores llegaron al aeropuerto de Le Bourget, al norte del país, donde las fuerzas de seguridad los mantuvieron apartados de la prensa y de unos pocos aficionados

Autor:

Juventud Rebelde

Con suma discreción llegó este jueves a París la polémica selección de Francia, luego de una desastrosa actuación en la Copa Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, en la que fuera eliminada en la primera ronda.

A tenor con reportes desde la «ciudad luz», los «bleus» aterrizaron en el aeropuerto de Le Bourget, al norte del país, tomado por las fuerzas de seguridad que mantuvieron a los jugadores apartados de la prensa y de los pocos aficionados que se desplazaron para manifestar su descontento.

En el grupo solo faltaba, además del expulsado Nicolás Anelka, el jugador del Chelsea Flaurent Maloudá, quien desafió las ordenanzas del equipo y viajó por su cuenta hacia Londres.

Algunos futbolistas se dirigieron directamente hacia dos coches con los cristales tintados y que abandonaron la instalación por su salida trasera.

Asimismo trascendió que el delantero del Barcelona, Thierry Henrry, no estuvo mucho tiempo entre la delegación gala, pues de inmediato viajó al palacio del Elíseo a su entrevista con el mandatario francés Nicolás Sarcozy, en medio de un fuerte dispositivo de la seguridad presidencial.

Y mientras tanto, el culebrón sobre lo que ocurrió en Sudáfrica promete nuevos capítulos. Patrice Evra, último capitán del fracturado equipo y, según la prensa, uno de los cabecillas del motín del domingo, cuando los jugadores boicotearon el entrenamiento en protesta por la expulsión de Anelka, ha prometido hacer pública su versión de la «pesadilla» vivida durante la competición, si es posible esta misma semana.

Pero no es solo la cabeza de Reymond Doménech la que rueda en este torbellino futbolístico y de orgullo en suelo francés. Roselyne Bachelot, la secretaria de Estado de Deportes, reiteró esta mañana en las ondas de la radio RTL que la dimisión del presidente de la Federación Francesa de Fútbol, Jean-Pierre Escalettes, en el ojo del huracán tras el desafío de los jugadores, era «inevitable».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.