Singapur ultima detalles para inauguración de Juegos Olímpicos de la Juventud

El imponente hotel Marina Sands, que semeja la mitológica Torre de Mordor, parece vigilar los preparativos que acometen cientos de trabajadores inmigrantes

Autor:

Juventud Rebelde

SINGAPUR, agosto 12.—El escenario acuático de Marina Bay realizará este jueves el último gran ensayo de la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud, que han pintado de púrpura a Singapur, informó PL.

Al fondo, el imponente Marina Sands semeja la mitológica Torre de Mordor, vigilando con su ojo maléfico los preparativos que acometen cientos de trabajadores inmigrantes.

A muchos puede vérseles camino al lujoso cuartel general de los Juegos reposando unos minutos a la sombra de rascacielos a medio hacer,tras una extenuante jornada de mucho trabajo y poca paga.

Para ellos los Juegos Olímpicos representan solo el empleo de hoy y quizás el de mañana, una fiebre temporal que hay que aprovechar, pues la vida es cada vez más cara en esta Ciudad del León.

De la India, Bangladesh o Malasia llega esta mano de obra barata y que asume los trabajos rechazados por los singapurenses, una de las manchas en esta aparentemente impoluta Ciudad-Estado.

Dada la ambición urbanística de Singapur, que incluso le roba espacio al mar para expandirse, resulta paradójico que los oficios relacionados con la construcción sean los peores pagados.

La premura de los Juegos incrementa la carga de trabajo, pues una sede olímpica tradicional tiene siete años para realizar las obras que Singapur ha tenido que completar en apenas dos y medio.

Por suerte el funcionalismo predomina en la arquitectura de esta urbe, que a primera vista se antoja una meticulosa maqueta: vastos bloques de edificios idénticos, aprovechándo cada metro cuadrado.

Y mientras en lo alto reinan las grúas, por las calles avanza la antorcha olímpica, generando un revuelo contagioso pero efímero: el ideal es bello, pero el duro pragmatismo cotidiano pesa mucho más.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.