Cuba continua con éxito en Singapur

El equipo masculino de voleibol consiguió su segunda victoria, y también compitió este lunes por la Isla, el judoca Alex García, quien ocupó la quinta posición, tras ceder por wazari en la disputa del bronce ante Bolot Toktogonov, de Kirguistán

Autor:

Juventud Rebelde

En una jornada donde Cuba sonó con las medallas de oro del vallista Norge Sotomayor y el triplista Radamé Fabar, nuestro equipo masculino de voleibol consiguió su segundo éxito del torneo. Los criollos derrotaron a Irán por 3-1 (21-25, 25-22, 25-19 y 25-22), con 32 puntos del estelar Wilfredo León.

También compitió este lunes por Cuba el judoca Alex García, quien ocupó la quinta posición, tras ceder por wazari en la disputa del bronce ante Bolot Toktogonov, de Kirguistán. Ello aconteció en la inusual división de 81-100 kilogramos, ganada por el japonés Ryosuke Igarashi.

Asimismo, siguieron en acción los veleristas Sanlay Castro y Léster Hernández, en las regatas siete y ocho.

Castro marcha en la casilla 24 y Hernández en el puesto 28. Hasta el momento, la delegación cubana acumula cinco medallas de oro, tres de plata y dos de bronce. Con anterioridad se coronaron el gimnasta Ernesto Vila, la pentatleta Leidy Laura Moya y el canoísta Osvaldo Sacerio.

Según una cuenta extraoficial del medallero, difundida por varias agencias de prensa, China lidera con 25 oros y 41 medallas en total. Rusia le sigue con 17 títulos y 39 en total. Corea del Sur está tercera con nueve doradas.

Clavados bajo las estrellas

Una prueba oficial de clavados, la final de  plataforma a 10 metros, se llevó a cabo por primera vez al aire libre y de noche. Al final, salieron contentos atletas y entrenadores, en tanto el público quedó encantado.

«Ha sido extraordinario», declaró a la agencia AFP el mexicano Jesús Mena, presidente del comité técnico de clavados en la Federación Internacional de Natación (FINA).

«Tras estos Juegos Olímpicos de la Juventud vamos a conservar la idea del clavados durante la noche para próximas competencias», añadió Mena, quien fue medallista de bronce en Seúl 1988.

«Antes, imaginar que un día se pudiera saltar de noche en una piscina descubierta era ámbito de la fantasía. Ahora, sabemos que es posible», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.