Judocas cubanos se alistan para el certamen del orbe - Deporte

Judocas cubanos se alistan para el certamen del orbe

El colectivo criollo que mostrará su aval en los tatamis nipones está encabezado por seis medallistas olímpicos y mundiales

Autor:

José Luis López

Los deportes de combate, tan vitales para la ubicación final de Cuba en las citas multideportivas, andan de fiesta por estos días. Mientras los luchadores criollos exhiben sus volteos en el Campeonato Mundial de Moscú, los judocas iniciarán mañana su certamen del orbe, con sede en el gimnasio nacional Yoyogi, de Tokio.

El colectivo criollo que mostrará su aval en los tatamis nipones está encabezado por seis medallistas olímpicos y mundiales. Quizá sea imposible «bailar en casa del trompo» —el judo fue creado en Japón—, pero el objetivo es mejorar las rúbricas de la pasada justa universal en Rótterdam 2009.

Allí los cubanos se fueron sin títulos, algo que no ocurría desde 1991. La cota final fue dos medallas de plata, una de bronce y un séptimo lugar, para ubicarse en el puesto 12 por naciones.

Por sus tradicionales resultados en este longevo arte marcial, las alumnas del avezado técnico Ronaldo Veitía vuelven a ser foco de atención. Entre ellas sobresalen Yanet Bermoy (52 kg), plata olímpica en Beijing 2008 y subcampeona mundial en Rótterdam 2009, e Idalis Ortiz (+78 kg), bronce en ambos eventos.

También hicieron el grado Yalennis Castillo (78 kg), subcampeona en la pasada cita olímpica, y la veterana Yurisleidis Lupetey (57 kg), quien también archiva medallas en Juegos Olímpicos y torneos del orbe.

La nómina femenina se completa con Dayaris Mestre (48 kg), Yaritza Abel (63 kg) y Onix Cortés (70 kg), quienes igualmente tienen muchas «horas de vuelo» por los tatamis internacionales.

Braison contra el mundo

En las filas del profesor Justo Noda, un nombre se roba los cintillos: Oscar Braison (+100 kg). El fornido judoca camagüeyano fue tercero en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y un año más tarde conquistó la medalla de plata en el Mundial holandés.

Allí cayó en el pleito final por yuko ante el francés Teddy Riner, bronce olímpico. ¿Habrá revancha en Tokio?

Otro judoca con excelente aval técnico-táctico y del cual los especialistas esperan un buen desempeño, es Oreidis Despaigne (100 kg), quien logró la tercera plaza en el Mundial de Río de Janeiro 2007. En la plantilla aparecen además Osmay Cruz (81 kg) y Asley González (90 kg).

Según se señala en la web oficial de la Federación Internacional de Judo (IJF), por primera vez en la historia de los campeonatos mundiales cada país podrá presentar dos atletas en todas las divisiones, incluida la categoría libre. Por tanto, se presume la quiebra del récord de participantes, que es de 743 en Río de Janeiro 2007.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.