Serbia en la final de Copa Davis

Una aparatosa caída parecía terminar con el sueño en Belgrado, pero Novak Djokovic se repuso y dio vuelta al marcador para enloquecer a la afición local, de este modo logró subir de posición a su selección

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El «incombustible» Novak Djokovic comenzó este domingo una extraordinaria remontada que colocó a la selección serbia en la final de la Copa Davis de tenis, por primera vez en la historia. Mientras, el equipo argentino fue «montado a empujones» en el avión por los muchachos de Francia, quienes dominaron con un convincente 5-0.

La Arena de Belgrado se encargó de alojar el desafío entre la República Checa y Serbia, ante 16 000 espectadores. La hospitalidad de los chicos de casa terminó cuando Janko Tipsarevic «noqueó» en tres sets a Radek Stepanek, para de esa forma agarrar el boleto a la final que se disputará dentro de tres meses en el mismo escenario.

Minutos antes, Djokovic, número dos del ranking universal, dispuso dramáticamente del checo Tomas Berdych (4-6, 6-3, 6-2, 6-4), en tres horas y 14 minutos. El serbio estaba con la soga al cuello  en la mitad del segundo set, pues perdía (2-3), después de haber cedido en la primera manga (4-6).

Una aparatosa caída parecía terminar con el sueño en Belgrado, pero el ídolo balcánico se repuso y dio vuelta al marcador para enloquecer a la afición local.

Por su parte, el Palacio de los Deportes de Lyon, Francia, cerró el «contrato de arrendamiento» a los tenistas argentinos en suelo galo.

Después de un inicio espectacular en la primera fecha de la semifinal, los franceses sepultaron las aspiraciones sudamericanas al concretar un fin de semana extraordinario y redondear el marcador con puntuación perfecta.

Tras adjudicarse el partido de dobles, la maquinaria francesa dejó los encuentros sencillos del domingo como meras formalidades, pues el (3-0) garantizaba el pase a la lucha por la Ensaladera de Plata (nombre con que se conoce el trofeo de la competencia).

De todas formas, los europeos liquidaron los trámites dominicales, gracias a las raquetas de Gilles Simon y Arnaud Clément, quienes se impusieron a Eduardo Schwank y Horacio Zeballos, respectivamente.

Así, los galos aseguran asientos en el avión a Belgrado, ciudad que verá la final de la Copa Davis en diciembre próximo.

Francia clasifica a la decimosexta final de su prolífica vida en la prestigiosa competición por naciones. ¿Podrá con los debutantes serbios de Novak Djokovic?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.