Pat McQuaid arremete contra España por casos de dopaje en el ciclismo

El presidente de la UCI estremeció los Mundiales de ciclismo de ruta que culminan este domingo en Australia e instó a que en España «se tome nota de lo que está pasando para saber lo que hay que hacer»

Autor:

Yurisander Guevara

«El cincuenta por ciento de nuestros casos de doping llegan de España y la voluntad de su gobierno no parece ser la de erradicarlo». Así de duras fueron las declaraciones que este sábado ofreció el titular de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Pat McQuaid, en relación con los recientes casos de dopaje de varios ciclistas españoles, entre ellos el tricampeón del Tour de Francia, Alberto Contador.

«España debe reconocer que tiene un problema con el doping y su Gobierno debe hacer más para su erradicación», insistió McQuaid. Los otros casos recientes dentro del ciclismo español fueron los de Ezequiel Mosquera y David García en la Vuelta a España, y el de Marga Fullana en el Mundial de Cross Country efectuado en Canadá.

El presidente de la UCI estremeció los Mundiales de Ciclismo de ruta que culminan este domingo en Australia e instó a que en España «se tome nota de lo que está pasando para saber lo que hay que hacer. El ciclismo es un deporte importante en España y merece el apoyo del Gobierno para tratar de asegurar su completa limpieza de aquí en adelante», completó.

McQuaid defendió los esfuerzos de la UCI para combatir el doping y expresó que los directores de equipo «acaso no toman la responsabilidad suficiente. Tienden a dejar la responsabilidad en el ciclista y dicen que no se les puede controlar las 24 horas del día. Eso no lo aceptamos plenamente. Creo que es necesario que controlen a sus ciclistas», clamó.

En tanto, la prensa española estimó que la UCI tendería a aplicar una débil sanción a Contador, por su doping en el Tour, de acaso sólo tres meses de inhabilitación.

Contador fue suspendido provisoriamente el jueves después de que le detectaran leves  restos de clembuterol en un examen de orina realizado el 21 de julio durante el Tour. El ciclista se declaró inocente y dijo que la contaminación se debió, seguramente, al consumo de carne que poseía esa sustancia, que funciona como anabólico, lo que desató protestas de los productores agrarios de España.

Pero el diario deportivo francés L´Equipe reveló que en la orina de Contador también había restos de una sustancia plástica, típica señal de los que se realizan transfusiones de sangre, una de las  prácticas dopantes más difíciles de detectar. El muchacho de Pinto también negó que se haya realizado una transfusión para mejorar sus rendimientos deportivos.

Los indicios de la presencia de esa sustancia abonarían la hipótesis de que Contador se inyectó sangre propia que se había extraído en un momento anterior de la temporada en el que había recurrido al clembuterol. Para dilucidar la veracidad de esa teoría, los investigadores repasaron minuciosamente los datos del pasaporte biológico del ibérico, en el que aparecen todos los cambios en sus parámetros sanguíneos a lo largo del año.

Según L´Equipe, «el pasaporte del ciclista español, a veces caótico, no ha dejado entrever nada sospechoso». Sin embargo, el diario recuerda que algunos especialistas piensan que una transfusión de sangre propia mínima, de menos de 400 mililitros, no deja huellas de cambios de parámetros en el pasaporte biológico. La UCI y la AMA no han confirmado las informaciones de L´Equipe y se limitaron a asegurar que la investigación sigue su curso. Tendremos que esperar al próximo capítulo de esta novela.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.