La Copa Intercontinental de béisbol está que arde

En Taipei de China las sorpresas están a la orden del día: Cuba dio un paso importante con su victoria frente a Holanda. Los japoneses perdieron 12-5 en la noche del jueves contra Taipei de China, mientras que Italia dio otra sorpresa y superó 5-2 a Corea del Sur

Autores:

Juventud Rebelde
Yordanka Almaguer

TAICHUNG, Taipei de China.— Curiosamente, con la llegada del frío comenzó a hervir la Copa Intercontinental de béisbol que se desarrolla en esta ciudad. En los dos últimos días cristalizaron varias sorpresas y quizá haya que sacar cuentas para elegir a los finalistas.

Cuba dio un paso importante con su victoria frente a Holanda. Así, el juego de esta madrugada frente a Japón solo era de vida o muerte para ellos.

Los japoneses perdieron 12-5 en la noche del jueves contra Taipei de China, en un juego que se calentó demasiado. La rivalidad entre estos equipos es tremenda.

Confieso que nunca había visto a los jugadores asiáticos pelearse en masa por un pelotazo. Aunque no fue uno, sino dos consecutivos, del lanzador de Taipei en la quinta entrada.

Mientras, Italia dio otra sorpresa y superó 5-2 a Corea del Sur. De tal manera, ahora todos esperamos ansiosamente el partido de Cuba contra los «bambinos».

Si nos olvidamos del choque Cuba-Japón, porque fue por la madrugada en nuestro país y es imposible tener en cuenta su resultado para esta edición del diario, la tabla de posiciones iba de la siguiente manera: 1. Cuba (3-0), 2. Italia (2-1), 3. Taipei de China (2-1), 4. Holanda (1-2), 5. Japón (1-2), 6. Corea del Sur (0-3).

Recordemos que aquí se arrastran los resultados de la etapa previa frente a los equipos clasificados. Luego, los dos mejores conjuntos en la suma total de ambas rondas discutirán el domingo la medalla de oro.

Este viernes, además de Cuba y Japón, jugaban Corea del Sur-Holanda y Taipei de China-Italia. El sábado cerrarán las cuentas con los partidos Cuba-Italia, Taipei de China-Holanda y Corea del Sur-Japón.

Como usted ve, será un final de película. Súbitamente tenemos un torneo competitivo, aunque los estadios sigan vacíos y la televisión ponga a los organizadores en evidencia.

Al fin, chapeando bajito

Mucha garra derrochó el equipo cubano frente a Holanda, justo lo que tanto se extrañó en el Premundial de Puerto Rico.

José Dariel Abreu dio un jonrón clave en el séptimo capítulo, cuando perdíamos por la mínima y muchos seguramente querían un emergente que pusiera la bola en juego, como Urgellés. Pero Martín confió, porque el cienfueguero conecta muy bien por el jardín derecho, hacia donde batía el aire con fuerza.

Además, Bell y Olivera tuvieron otro partido fantástico. A estas alturas ya nadie pone en duda la titularidad de ambos en el equipo.

Desde la lomita patinó Freddy Asiel. El derecho villaclareño permitió las únicas carreras de los rivales frente a Cuba en este torneo, hasta ese momento.

Al rescate vino el habanero Jonder Martínez y caminó sin problemas las cuatro entradas finales. No obstante, pudo traerse un cerrador para el noveno capítulo.

En fin, aquí van los números, como siempre. Al final todo el mundo podrá sacar sus propias cuentas.

Así batearon: Duvergel (4-1, un jonrón, dos anotadas y una empujada); Olivera (3-3, dos impulsadas); Michel Enríquez (3-0); Despaigne (4-0); Bell (3-2, dos anotadas); Yulieski (4-0); Abreu (4-1, una anotada, dos impulsadas); Pestano (4-0), Borroto (2-2, una anotada).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.