¿Esta vez sí tendremos la Copa?

La novena de Eduardo Martín ha lucido muy bien en este torneo, si se compara con lo visto en el Premundial de Puerto Rico. Individualmente, quedaron en deuda algunos jugadores, aunque otros como Bell y Olivera «reventaron» la pelota

Autor:

Juventud Rebelde

TAICHUNG, Taipei de China.— Sin titubeos, el equipo cubano discutirá mañana la medalla de oro en la Copa Intercontinental de béisbol que se desarrolla en esta ciudad. El rival de los criollos no se sabía en el momento de redactar estas líneas, pero seguramente estará entre Taipei de China y Holanda.

La novena de Eduardo Martín ha lucido muy bien en este torneo, si se compara con lo visto en el Premundial de Puerto Rico. Individualmente, quedaron en deuda algunos jugadores, aunque otros como Bell y Olivera «reventaron» la pelota.

Pero lo mejor ha sido el pitcheo. Solo cuatro carreras permitidas en los seis primeros juegos es una excelente carta de presentación.

La última joyita, descontando el choque de esta madrugada frente a Italia, fue el trabajo del zurdo Yulieski González contra Japón. El habanero permitió solo cinco hits, regaló una base y recetó 12 ponches en siete entradas (cuatro de ellos al primer bate Nakamura).

Después cerró Yadier Pedroso, quien no dio boletos y ponchó a cuatro hombres en dos capítulos. Este muchacho ya ha madurado como pitcher y ahora mismo clasifica entre los cinco mejores de la pelota cubana.

Según el entrenador de pitcheo José Elosegui, durante la preparación de los lanzadores se hizo mucho énfasis en el control. Ahí está uno de los secretos de este gran resultado colectivo.

También se les recalcó la importancia de dominar al primer bateador en cada entrada. «Ello es fundamental contra los asiáticos, porque así limitas su juego de velocidad en función de la ofensiva», explicó Elosegui.

Para el partido final están listos Norge Luis Vera y Miguel Alfredo González, pero este viernes la dirección del equipo aún no se había decidido por ninguno. Como relevistas actuarían Jonder Martínez y el propio Pedroso.

Por cierto, en la alineación cubana hubo dos cambios para el choque con Japón: no jugaron Despaigne y Michel Enríquez. El cañonero granmense sufrió una contractura muscular antes del partido y al pinero se decidió «refrescarlo» por su pobre ofensiva.

Así, salieron como titulares Duvergel (cf), Olivera (2b), Bell (rf), Malleta (bd), Urgellés (lf), Yulieski (3b), Abreu (1b), Pestano (r) y Borroto (ss).

Veamos cómo batearon: Duvergel (3-2, una anotada y una impulsada), Olivera (4-1), Bell (3-2, dos impulsadas), Malleta (4-1), Urgellés (3-1, una anotada), Yulieski (4-2), Abreu (4-2), Pestano (4-1, una impulsada) y Borroto (2-2, dos anotadas).

En los restantes partidos del viernes, Holanda venció 3-1 a Corea del Sur y Taipei de China frenó 6-2 a Italia. Así, antes de los resultados del sábado, la tabla de posiciones marchaba como sigue: 1. Cuba (4-0), 2. Taipei de China (3-1), 3. Holanda (2-2), 4. Italia (2-2), 5. Japón (1-3), 6. Corea del Sur (0-4).

La jornada sabatina contemplaba los duelos Cuba-Italia, Corea del Sur-Japón y Taipei de China-Holanda. El ganador de este último choque sería el segundo finalista.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.