Voleibolistas cubanas cayeron 1-3 ante holandesas en Campeonato Mundial

Tras el juego con Brasil hoy domingo y el descanso correspondiente, a las cubanitas les esperan dos partidos frente a la República Checa e Italia, cuyos desenlaces pueden favorecer su posición en el escalafón final del torneo

Autor:

Raiko Martín

Nada alentador se mostraba el horizonte para la escuadra femenina cubana de voleibol, enrolada en la segunda ronda del Campeonato Mundial que por estos días se disputa en varias ciudades japonesas.

Las pocas trazas de optimismo que florecieron en el cierre de la fase de grupos, se esfumaron desconsoladamente con la costosa derrota de este sábado ante Holanda en cuatro sets, y apenas rastros debían quedar después del difícil duelo de esta madrugada frente a las favoritas brasileñas.

A priori, el partido ante las sudamericanas se presentaba como el más complicado de este tramo, pues ni el más optimista entre los seguidores de las actuales Morenas del Caribe puede desconocer la marcada diferencia que hoy existe entre ambos equipos.

Lo que sí no podía imaginar ni el más pesimista de nuestros aficionados al voleibol fue el camino que tomó el juego ante las holandesas. Y no porque se haya perdido, pues las rivales —aunque accesibles a nuestro actual nivel de juego— han sido protagonistas dentro de la élite del voleibol femenino mundial durante los últimos años. El problema estuvo en la forma.

Tal vez el desenlace del primer parcial, que terminó con un desfavorable 12-25, fue el anuncio de que sería el peor partido de las cubanitas en lo que va de torneo.

Esperanzadora fue la reacción en el segundo segmento ganado por 25-22, pero ahí mismo quedó el ímpetu, pues el tercer set tuvo otro desastroso desempeño de las discípulas de Juan Carlos Gala, quienes cedieron otra vez por abultado 12-25. Ya a nivel psicológico la suerte estaba echada, y las naranjas cerraron la faena con un 25-20.

A miles de kilómetros de distancia, solo podemos imaginarnos a un equipo completamente desconcentrado y recurrente en sus clásicos errores. De confirmarlo se encargaron los participantes en la posterior conferencia de prensa, en la que el técnico «naranja» Avital Selinger destacaba el poderoso servicio de sus pupilas como el aspecto decisivo del partido, su par cubano comentaba que sus jugadoras no pudieron atacar de la forma que esperaban, y nuestra capitana Yusidei Silié lamentaba los continuos errores en el recibo cometidos por sus compañeras, al tiempo que señalaba que el horario del partido —11:00 a.m. hora local— podía haber afectado el rendimiento.

En medio de cualquier conjetura, lo cierto es que las estadísticas de juego apuntalan las primeras teorías. En los dos primeros sets nuestro equipo había encajado nada menos que ocho aces «enemigos», y a lo largo del choque la cifra se extendió hasta la exorbitante cifra de 15.

Se sintió sobremanera la poca efectividad de la jovencita Yoana Palacios, que a diferencia de las anteriores presentaciones, ahora solo pudo apuntarse seis puntos. Y ni las entradas de Yanelis Santos, Wilma Salas, y Giselle de la Caridad Silva tuvieron el efecto esperado.

La otra gran diferencia estuvo en el bloqueo, pues mientras las rivales construían 13 «murallas» sobre la net, las nuestras solo lograban la mitad para intentar detener el arrollador empuje de Maret Grothues y Manon Flier, quienes con 17 unidades cada una lideraron la ofensiva holandesa.

El resultado, además de mermar cualquier posibilidad de una actuación relevante para este renovado e inexperto grupo, es una prueba más de que a nuestras talentosas muchachas les falta mucha carretera por recorrer. Este Mundial va siendo una escuela donde aprender, a la vez que termómetro para medir por dónde están, y guía para saber hacia donde dirigirse.

Como espejo tienen a los muchachos, tan jóvenes como ellas, pero que en pocos años han logrado recuperar terreno para erigirse como referencias en esta disciplina a nivel mundial.

Tras el juego de Brasil, y el descanso correspondiente, a las cubanitas les esperan dos partidos frente a la República Checa e Italia, cuyos desenlaces pueden favorecer su posición en el escalafón final en el torneo. La victoria frente a ambos elencos no es una utopía, siempre y cuando no se repitan los errores cometidos este sábado. Después de eso solo les queda trabajar mucho y soñar con los resultados por venir.

Otros resultados de la fecha

Grupo E: Rusia venció a Perú 3-0 (25-15, 25-15, 25-20), Polonia a Corea del Sur 3-2 (12-25, 25-17, 25-18, 22-25, 17-15), Turquía a Serbia 3-0 (25-19, 25-16, 25-20), China a Japón 3-1 (25-23, 25-23, 27-29, 25-12); Grupo F: Brasil a Tailandia 3-0 (25-19, 25-19, 25-16), Italia a Alemania 3-1 (22-25, 32-30, 25-8, 25-15), Estados Unidos a República Checa 3-0 (25-20, 25-20, 25-13)

Posiciones

Grupo E: 1. Rusia (4-0), 2. Japón (3-1), 3. Polonia (2-2), 4. Turquía (2-2), 5. Corea del Sur (2-2), 6. Serbia (2-2), 7. China (1-3), 8. Perú (0-4); Grupo F: 1. Brasil (4-0), 2. Estados Unidos (4-0), 3. Holanda (2-2), 4. Alemania (2-2), 5. Italia (2-2), 6. Cuba (1-3), 7. R. Checa (1-3), 8. Tailandia (0-4)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.