Comienza la fiebre beisbolera en Cuba

La Serie de Oro trae novedades en la reglamentación del pitcheo, al punto de que no habrá restricciones durante los play off

Autores:

Juventud Rebelde
Osvaldo Rojas Garay

Después de una agitada y polémica temporada internacional, hoy comienza la Serie Nacional número 50 del béisbol cubano. Se pretende que este aniversario «cerrado» sea por todo lo alto y para ello hay muchos retos en el horizonte.

La Serie de Oro trae novedades en la reglamentación del pitcheo, al punto de que no habrá restricciones durante los play off. Asimismo, se aplicará la regla de tie break para definir los extrainnings y entrará en vigor el supernocaut por 15 carreras de ventaja en la quinta entrada.

Esta debe ser la última serie con la actual estructura, pues la nueva división político-administrativa del país obligará a cambiar las cosas en el futuro. ¿Desaparecerá Metropolitanos el próximo año? ¿Aumentarán a 18 los equipos?

Sin dudas, muchas preguntas de este tipo rondarán la temporada. Así, para avivar el debate, Juventud Rebelde tendrá cada miércoles su esquina caliente.

Usted puede participar enviándonos sus sugerencias y comentarios. Solo le pedimos que se identifique debidamente, pues una opinión firmada por «Pepito», «Chicho», o «La China», puede atribuírsele a cualquiera.

También visitaremos algunos centros laborales y estudiantiles, o peñas deportivas, para que la esquina caliente no sea solamente virtual. En estos momentos estamos decidiendo por dónde empezamos.

En fin, más allá de los juegos de pelota, veremos qué iniciativas se preparan en cada estadio para mejorar el espectáculo. Hoy mismo tendremos un avance con la ceremonia de inauguración.

Los play off de la pasada campaña dejaron bien alta la varilla y ahora tenemos que mantener el motor encendido. ¡Allá va eso!

Esos primeros días

Hoy vale la pena recordar algunos hechos interesantes ocurridos en los días inaugurales desde aquel 14 de enero de 1962, cuando 116 jugadores, repartidos en cuatro equipos, rompieron el estambre.

La imagen del Comandante en Jefe, Fidel Castro, haciéndole swing a la esférica, ha quedado como símbolo de aquel momento. El líder de la Revolución Cubana estuvo presente en la mayoría de las inauguraciones de la década de los años 60, cuando las aperturas oficiales del campeonato se hacían en el Latinoamericano con un doble juego.

Así, en el comienzo de la primera serie, Azucareros aventajó 6-0 a Orientales y Occidentales 3-1 a La Habana, en 11 entradas. Se abrieron entonces los capítulos de las lechadas y extrainnings, respectivamente, en nuestros certámenes beisboleros.

En la segunda mitad de los años 70 hubo cambios. Entonces empezó a desarrollarse un partido inaugural central, mientras se jugaba simultáneamente en las demás provincias.

A partir de los años 80 se procuró que el campeón reinante interviniera en el desafío inaugural. De tal manera, con el choque entre Santiago de Cuba e Industriales, en la contienda de 1999-2000, un 28 de noviembre como ahora, comenzaron los duelos entre el monarca y el subtitular de la serie anterior.

Por cierto, noviembre es el mes en que más campeonatos se han inaugurado con 18. Después siguen diciembre (17), enero (8), octubre (4) y febrero (2).

En cuatro ocasiones el certamen se ha iniciado un 18 de diciembre. Mientras, en dos oportunidades comenzó el 1ro. de noviembre, el 19 de noviembre, el 4 de diciembre, el 6 de enero y el 14 de enero.

También cuatro veces ha ocurrido que en un mismo año han empezado dos series. La primera ocasión fue en 1965, pues el 31 de enero arrancó la cuarta versión y el 19 de diciembre comenzó la quinta.

El mismo caso se repitió en 1974 con la apertura del decimotercer clásico el 6 de enero y luego el decimocuarto, el 22 de diciembre. Asimismo, el 4 de enero de 1976 rompió la decimoquinta edición y el 25 de diciembre del propio año se inició la decimosexta.

En el 2002 sucedió por última vez, con el comienzo de las series 41 y 42, los días 6 de enero y 16 de diciembre, respectivamente. En la primera de ellas, el popular cantante Polo Montañez tuvo a su cargo el lanzamiento de la primera bola.

Una gran joya de pitcheo regaló el desaparecido Manuel Alarcón, desde el montículo de Mineros, al dejar en un solitario indiscutible a La Habana, el 3 de diciembre de 1967. Su hazaña fue imitada por el veloz pinareño Rogelio García, quien igualmente le toleró un sencillo a Metropolitanos, el 18 de diciembre de 1982.

Tal vez Gregorio Pérez haya sido el lanzador más económico en una inauguración oficial, pues aunque perdió 1-2 ante Agricultores, el 22 de diciembre de 1974, solo realizó 77 envíos.

En tanto, Mario Véliz aprovechó la apertura de la XXVIII Serie para ingresar en el club de los serpentineros que han redondeado el centenar de victorias. Sucedió al derrotar 4-3 a Vegueros, el 19 de noviembre de 1988.

El partido más largo lo disputaron Pinar del Río y Santiago de Cuba. Duró 16 entradas y terminó con triunfo para los indómitos, seis carreras por cinco, el 26 de noviembre del año 2000.

Villa Clara ha propinado el único nocaut en duelos inaugurales. Los anaranjados achicaron 13-2 a Guantánamo el 4 de diciembre de 1993.

Casi diez años más tarde, el 23 de noviembre de 2003, los villaclareños emplearon a seis lanzadores para superar 1-0 a Industriales en el Latino. Entonces, por primera vez, una pareja de padre e hijo estuvieron juntos en un mismo juego, pues Rafael Orlando Acebey defendió la esquina caliente de los anaranjados, mientras su vástago Orlando custodió la segunda.

Un último detalle: la XXXIV temporada comenzó el 5 de noviembre de 1994 sin la presencia del monarca vigente, pues Villa Clara se incorporó al torneo tres días más tarde, debido a su participación en el Torneo de Clubes Campeones, que se efectuó en México.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.