Rusia y Qatar albergarán los próximos mundiales de fútbol

Los europeos serán los sucesores de Brazil en el año 2018. Por vez primera en la historia un país musulmán celebrará la mayor cita balompédica mundial, cuatro año después de Rusia

Autor:

Juventud Rebelde

Rusia y Qatar consiguieron este jueves las sedes de las Copas Mundiales de fútbol en 2018 y 2022, respectivamente, según anunció el suizo Joseph Blatter, presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

«Fue un proceso largo y difícil donde grandes aspirantes quedaron fuera. Hoy llegaron a la etapa final para el 2018 las candidaturas de Rusia, Inglaterra, Holanda-Bélgica y España-Portugal. Pero sólo es elegido una y esa correspondió a...Rusia», señaló el máximo rector de la FIFA al anunciar el ganador en el auditorio «Messenzentum» de Zurich.

Rusia, representada por su primer ministro Vladimir Putin, y atletas como la multirrecordista mundial del salto con pértiga, Yelena Isinbayeva o el futbolista Andre Arshavin, dejó en el camino a sus potentes rivales para llevar adelante la magna competencia.

«Pienso que la filosofía de la FIFA consiste en ampliar el fútbol mundial, aumentar el espacio futbolístico universal. En Europa oriental nunca se han celebrado estos campeonatos. Por eso creo que Rusia se lo merece», señaló minutos antes Putin a la prensa.

«¡Lo tenemos! Rusia será sede de la Copa del Mundo FIFA 2018! Ahora tenemos que prepararnos para ello. Y espero que nuestro equipo lo hará bien también», dijo el presidente Dmitry Medvedev en Twitter unos minutos después de que Rusia fue declarado ganador.

La candidatura de Rusia asegura que la lid se efectuará en 12 ciudades y contará con 16 estadios, de ellos 13 de nueva factura y un presupuesto de 641,3 millones de dólares que incluye también la celebración de la Copa Confederaciones de fútbol un año antes.

Entre sus estadios principales destacan el Luzhniki de Moscú, el Gazprom Arena (San Petersburgo) y el Estadio Olímpico (Sochi).

Rusia tiene experiencias en la organización de grandes competencias con destaque para la de los Juegos Olímpicos de 1980.

En copas mundiales de fútbol con su actual estatus en 1994 y 2002, mientras con el nombre de la Unión Soviética en las ediciones de 1958, 1962,  1966, 1970, 1982, 1986 y 1990.

Qatar 2022, el torneo «verde»

Por su parte, la candidatura qatarí para la Copa Mundial de 2022 superó en la votación a Estados Unidos, Australia, Corea del Sur y Japón.

Con vuvuzelas y banderas, cientos de qataríes tomaron las calles del país para celebrar la conquista de la sede. «¡Un sueño se hace realidad!», gritaba la gente en el Bazar Wafik, de Doha, la capital. Asimismo, cientos de jóvenes recorrieron la ciudad haciendo sonar las bocinas de sus autos para celebrar que por primera vez en la historia un país musulmán será sede del Mundial.

El fuerte calor y el dato de que casi no habrá espectadores locales ponen signos de interrogación sobre Qatar, un país con apenas 1,6 millones de habitantes.

«Gracias por creer en el cambio, y gracias por darnos el torneo, gracias por darnos una oportunidad. No los defraudaremos, estarán orgullosos de nosotros», afirmó el director de la candidatura de Qatar, el jeque Mohammad bin Hamad Al-Thani.

De todos los aspirantes para albergar la Copa del Mundo en 2022, Qatar fue el único que diseñó un proyecto comprometido a organizar un torneo «verde», en el cual el aprovechamiento de la energía solar sería una máxima esencial.

Además, presentó una propuesta ambiciosa, económicamente irrechazable, que resolvería el problema del calor de la región con la construcción de 22 estadios climatizados y, también, ayudaría a replantear el mapa mundial del Medio Oriente.

El gobierno de Qatar invertirá en infraestructuras, para impulsar, entre otros proyectos, un sistema de metro único en el mundo. Además, se doblará la capacidad hotelera del país para alcanzar las 110 mil habitaciones.

Hassan Al-Twadi, director ejecutivo del proyecto, aseguró además que «gastaremos 4 mil millones de dólares en construir unos estadios que después del Mundial se podrán desmantelar y convertirse en 22 nuevos estadios en los países que más lo necesiten».

El plan de los árabes usó también al fútbol como eje de poder para unir países y mediar en conflictos, haciendo hincapié en el legado que proporcionaría este magno evento para la región.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.